Las negociaciones no tuvieron éxito y finalmente el ecuatoriano Alexander Domínguez se despidió este martes del resto de sus compañeros, con un futuro incierto respecto al club que tendrá a partir del segundo semestre.

Antes de abandonar la ciudad reconoció que "estoy muy agradecido al país, en especial al hincha de Colón, agradecerle mucho al presidente Vignatti, a Horacio Darrás, a tratar de dejar la página de lo que pasó y pensar en el futuro".

Domínguez manifestó que "estaba con muchas ganas de seguir, mucha fe, dejé muchas cosas para venir acá, y cuando uno se propone algo y está con la mentalidad positiva lo cumple, desde el primer día que me habló Eduardo (Domínguez) nunca lo dudé, agradecerle tanto al cuerpo técnico como la dirigencia que confiaron en uno, lo importnate es que dejé las puertas abiertas, el ciclo terminó en santa paz, como debe ser, las puertas están abiertas y en cualquier momento espero estar por estos lugares".

LEER MÁS: ¿Vuelve el Bichi Fuertes a Colón?

El golero recordó que "de Colón no tenía muchas referencias, cuando se dio la oportunidad empecé a averiguar con compañeros como Guagua, me habló maravillas, que hay dos equipos en la ciudad donde la gente es muy fanática, me sentí muy bien acá, el hincha me bancó en todo momento, deseándole a todos la mejor suerte, esto es parte del fútbol y con la bendición de Dios espero volver a la institución".

Colón estuvo peleando hasta la última fecha por su ingreso a un certamen internacional, algo que por segundo año logró. En este sentido, el ahora ex-arquero rojinegro apuntó: "Lo merecíamos clasificar a una copa internacional, la verdad que hicimos cosas valiosas para estar en un torneo internacional, gracias a Dios se logró, es una pauta que me da de algo lindo que conseguí, desde el primer día lo agendé, así se dio, contento y feliz por haber dejado al equipo en un torneo a nivel internacional, esto no lo consigue una persona, esperemos que a la institución le vaya bien en la próxima ronda y puedan conseguir cosas más importantes".

LEER MÁS: Tigre buscaría a Diego Vera

Respecto a los motivos de la imposibilidad de continuar en Colón, el ecuatoriano afirmó que "por ahí se hablo, tuvimos una reunión con los dirigentes, esta mañana seguimos, son cosas que por ahí se le zafan de la mano al club, ellos no pueden hacer el esfuerzo, uno estaba con la predisposición y las ganas de seguir creciendo, hay que entender que cuando no se puede no hay que forzar cosas, es entendible, lo aceptamos y habrá que esperar lo que saldrá en el futuro".

En la parte final, respecto a los rumores que lo vincularon a Rosario Central, el internacional acotó que "Patón (Bauza) es un padre para mí, me hizo debutar, me bancó en momentos difíciles, nunca dejé de perder contacto con él, le tengo mucho aprecio, arregló en Central, está con ganas de que vaya pero el club no está pasando por un buen momento en lo económico, es complicado, así que ahora tengo que tratar de esperar. Me da pena despedirme de esta manera pero me voy muy feliz porque me trataron muy bien".