"Lo estamos tomando con mucha ilusión y expectativa. Sabemos lo que significa este partido en la ciudad y la responsabilidad que eso conlleva. De igual modo, es un partido de fútbol y lo que buscamos es ganar, pero el hincha se juega mucho más y debemos entenderlo de esa manera". Así de concreto fue el entrenador de Colón, Eduardo Domínguez, en la previa del Clásico del próximo domingo, a las 17.45 y con arbitraje de Fernando Rapallini, en el estadio Brigadier López.

El DT tomó contacto con los medios después de la práctica vespertina, donde desglosó cómo viene el trabajo pensando en volver a sumar de a tres en casa: "La ciudad lo vive diferente, pero nosotros buscamos mejorar y potenciar las virtudes. No cambia mucho más y el que se viene es un partido en el que ganará el que juegue mejor".

LEER MÁS: La última vez que Colón le ganó a Unión como local

Tal como se lo esperaba, no confirmó la formación: "Es probable que jueguen los mismos, porque le queremos dar continuidad al equipo. Vemos cosas buenas. Sabemos cómo juega Unión, pero no creo que haya tantos cambios. Eso sí, se juega en nuestra casa y eso hay que dejarlo en claro".

Al momento de hablar sobre el Tate, fue claro con los medios y UNO Santa Fe: "Tenemos en claro con la intensidad con la que juega y la presión. Mantuvo el equipo y sabemos lo que buscan y cómo lo hacen. Pero nosotros queremos imponer nuestro ritmo. Dependerá de la personalidad y el carácter que tengamos. Es un equipo muy difícil, pero nosotros tenemos buenas armas también".

"Siempre digo lo mismo. Más allá del sistema, todo pasa por la idea que efectuemos. Se verá en la postura que tengamos. Habrá momentos en el que manejaremos todo y otros ellos. En esa faceta tenemos que imponer nuestro carácter. Queremos que los jugadores interpreten con la inteligencia que merece este tipo de partidos y de como la gente quiere que sea", agregó.

LEER MÁS: Así fue la campaña de Unión como visitante en la Superliga

En otro tramo recalcó que no va "a cambiar ocho nombres tampoco" respecto de los 11 que cayeron el viernes pasado ante Atlético Tucumán por 2-1. "Nos tocó perder con un equipo que está en cuartos de final de Copa Libertadores y por eso hay que estar tranquilos. Estamos bien, solo no estamos plasmando todo el trabajo que venimos haciendo en resultados".

"Esa derrota nos puso los pies sobre la tierra para entender que nunca estuvimos tan arriba. Es complicado ser competitivos y hay que trabajar mucho para lograrlo. No tenemos que desviarnos de lo que hacemos", acotó.

Volviendo a lo que hay que hacer ante Unión, expuso: "Hay que manejarle la pelota. Más allá de los nombres, creemos en la forma para frenar la potencialidad que ellos tienen. Queremos imponer lo nuestro amén de lo que ellos hagan. Nos debemos adecuar en base al rival. Colón debe hacerlo y no Unión. Es un partido aparte. No importa cómo viene jugando cada uno. Son partidos de mucha tensión y nerviosismo. El que esté más liberado y sea inteligente será el que se lo llevará".

LEER MÁS: Nereo Fernández es el gran interrogante que tiene Unión de cara al domingo

También sorprendió con una reflexión del presente de Tomás Chancalay, que este miércoles hizo un gol en la victoria de la Selección Argentina 20 ante Uruguay en un amistoso: "Es un jugador al que tenemos muy en consideración. Es uno de los grandes proyectos del club. Hay que llevarlo de a poco y queremos que no queme etapas. Si nos muestra que está metido acá, seguramente tendrá un lugar".

En el final, trató de dejar bien en claro una cosa: "No estamos descuidando la Superliga, porque lo tomamos con la seriedad que se merece. La realidad es que la ciudad no está preparada para tales eventos (Copa Sudamericana) y tales rivales, de tamaña importancia (San Pablo). Entonces si no se está acostumbrado no le podemos pedir a 11 que sí lo estén. Es nuestra lucha y queremos prepararnos para que sea más común".