Entre las prioridades de Eduardo Domínguez estaba la continuidad de Gustavo Toledo. Sabiendo que ya no podría retener al arquero Alexander Domínguez ni tampoco al capitán Germán Conti, el técnico pretendía no desarmar el bloque defensivo que tan buenos réditos le había otorgado.

En consecuencia, habló con los directivos y pidió expresamente por el lateral derecho al cual considera una pieza importante dentro de la estructura titular. Además recordemos que Lucas Ceballos se fue a Patronato por lo cual en ese sector de la cancha no tiene alternativas.

Hace un año Toledo arribó al Sabalero a préstamo sin cargo y con una opción de 1.500.000 dólares, una cifra difícil de pagar por un lateral. De todos modos, en ese momento a Colón le venía bien el arribo del futbolista ya que se reforzaba sin gastar dinero.

Obviamente, que una vez finalizado el torneo, la dirigencia rojinegra expresó que no haría uso de la opción y a partir de allí se comenzó a trabajar para renovar un préstamo. Sucede que los directivos del Rojo avisaron que pretendían vender aunque sea una parte del pase.

LEER MÁS ►► "Nadie se comunicó conmigo para que siga en Colón"

A partir de allí comenzó a generarse la incertidumbre respecto a la continuidad de Toledo quien siempre manifestó su deseo de seguir en Colón ya que había alcanzado la continuidad que Independiente no tenía y que tampoco a futuro alcanzaría.

La otra opción que se maneja puede ser la de un préstamo con un cargo alto que Independiente no descartaría teniendo en cuenta que Ariel Holan no lo tiene en sus planes. Sucede que el Rojo especula con el interés de Colón aún sabiendo que Toledo será negociado.

En el medio se habló de un interés de Atlético de Tucumán por el ex-Banfield y es por eso que en Colón justamente trascendió el nombre del lateral derecho Nicolás Romat quien jugó la última temporada en el Decano y que quedó libre.

LEER MÁS ►► La semana tendrá su punto final con el primer partido oficial

Lo cierto y concreto es que el pasado viernes Toledo entrenó con el plantel sabalero dado que tenía contrato hasta el 30 de junio. Pero en la vuelta a los trabajos que llevó adelante Colón este lunes por la mañana en el predio, el defensor no estuvo dado que retornó a Independiente.

En consecuencia, los próximos días serán claves para saber el futuro del defensor, a favor de Colón están las ganas del jugador de seguir y también que en el Rojo no tendrá lugar. Por eso los directivos son optimistas en que las negociaciones puedan tener un final feliz.