Los directivos de Colón no quieren perder el tiempo y buscarán adelantarse en el mercado de pases para contratar los refuerzos necesarios para mantener la jerarquía del plantel, atendiendo a que es muy difícil que siga Alexander Domínguez, mientras que Germán Conti se fue al Benfica de Portugal y hay varios futbolistas que todavía no definieron su continuidad.

En cuanto al arquero se buscará uno de jerarquía para reemplazar al ecuatoriano, por quien Monterrey pide 1.500.000 de dólares para dejarlo partir. Leonardo Burián es la principal alternativa, aunque solamente se buscará a un golero más allá que Gonzalo Marinelli no seguirá en el club. Para el puesto de suplente se apostará por los juveniles del club.

En cuanto a las otras continuidades hay mucho optimismo por Gustavo Toledo, Matías Fritzler y Marcelo Estigarribia, quienes fueron piezas fundamentales en la campaña anterior. En tanto, se estudia qué hacer con Facundo Silva, Leonardo Heredia y Pablo Ledesma.

LEER MÁS ►► Así será el sorteo de la segunda fase de la Sudamericana donde está Colón

En cuanto a Burián se aguarda una respuesta del arquero, que tendría decidido no seguir en Godoy Cruz de Mendoza aunque recién comunicará su decisión cuando regrese de las vacaciones. José Vignatti le realizó una oferta que es muy superadora a lo que se le ofrece en el actual subcampeón del fútbol argentino.

Por lo tanto, todos los esfuerzos ahora se centran en la contratación del zaguero central que llegue para reemplazar a Conti. Hay que tener en cuenta que no solo el equipo se quedó sin su capitán, sino que también se quedó sin Emanuel Olivera, a quien no se le renovará el vínculo.

Así las cosas no solamente se buscaría un marcador central que sea número puesto para suceder al ahora jugador del Benfica, sino que también se intentaría contratar a otro defensor que llegue para sumarle más cantidad a un puesto que quedó bastante debilitado.

El primer nombre que comenzó a sonar con fuerza es el de Guillermo Burdisso, quien actualmente se encuentra en León de México, aunque sin demasiada continuidad. Desde Buenos Aires informan que también lo quiere Independiente, que tendría una mejor oferta económica y deportiva.

Por lo tanto surgieron dos nuevas alternativas para potenciar el puesto. Uno es Carlos Rodríguez, quien viene de militar en Tigre. Mientras que el otro es Rafael García, titular en Atlético Tucumán que logró una histórica clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

Carlos Emilio Rodríguez Rodríguez nació en Montevideo (Uruguay) el 7 de abril de 1990. Surgió futbolísticamente de Danubio (2009 a 2011), mientras que luego pasó a Miramar Misiones de Uruguay (2011/2014). En tanto, luego recaló en Boston River (2013/20159, posteriormente pasó a Plaza Colonia (2015/2016), para emprender luego su experiencia por nuestro país primero en Olimpo (2016/2017) y luego en Tigre (2017/2018).

LEER MÁS ►► ¿Continuará Gustavo Toledo en Colón?

En tanto, Rafael García Casanova también es uruguayo (Maldonado) y nació el 6 de enero de 1989. Surgió de Rampla Juniors (2009/2011) y luego pasó por Nacional (2011/2012, 2013/2014, 2015 y 2016/2017), Fénix (2012/2013), Monarcas Morelia de México (2015), Defensa y Justicia (2016) y Atlético Tucumán (2017).

Si bien se trata solo de trascendidos, lo concreto es que Colón salió decidido al mercado de pases para suplantar a dos jugadores que fueron clave en la última temporada, y a los cuales no solo habrá que reemplazarlos en cantidad sino que lo más importante es hacerlo en calidad.