Colón
Viernes 17 de Noviembre de 2017

Dos titulares indiscutidos están en capilla

El Sabalero visitará a Argentinos, en La Paternal, con el objetivo de volver a la victoria tras los empates ante Banfield y San Martín de San Juan, respectivamente. Germán Conti y Guillermo Ortiz tienen cuatro amarillas y si reciben otra amonestación deberán purgar una fecha de suspensión

Colón y Boca son los únicos invictos que tiene la Superliga luego de ocho fechas. Sin embargo, el equipo de Eduardo Domínguez llega al cotejo ante Argentinos Juniors con la necesidad de ganar para meterse nuevamente en el pelotón de punta, ya que los empates ante Banfield y San Martín de San Juan lo dejaron relegado en la tabla de posiciones.

El entrenador sabalero sigue buscando la mejor forma del equipo y parece que en ataque encontró la fórmula con la dupla que conforman Tomás Chancalay y Diego Vera, ya que se hicieron sentir en la red adversaria ante el Bicho y mostraron mucha química, a diferencia de los primeros partidos del campeonato.


Otra de las zonas que ya está totalmente consolidada es la central de la defensa, debido a que Germán Conti y Guillermo Ortiz hace un buen tiempo que vienen jugando juntos y se muestran como una dupla efectiva, sólida y que le otorga mucha tranquilidad a sus compañeros a la hora de afrontar los partidos.

Esto quedó de manifiesto en el partido ante San Martín de San Juan donde Ortiz salió por lesión y el equipo ya no tuvo la consistencia defensiva que mostró durante el último tiempo.

LEER MÁS ►►
La nueva idea de Domínguez

Son embargo, los dos deberán cuidarse si es que quieren estar presentes en el próximo partido de la Superliga, que tendrá lugar el próximo viernes 24 de noviembre, desde las 21.30, ante Tigre, en el estadio Brigadier López.

Es que ambos tienen cuatro amarillas y si este viernes reciben una nueva amonestación deberán purgar una fecha de suspensión. Vale recordar que en esa condición disputaron el cotejo ante el Santo sanjuanino y salieron ilesos para estar presentes en el Diego Armando Maradona ante Argentinos.