En épocas donde el fútbol y sus protagonistas están bajo la lupa por sus actos dentro y fuera de la cancha, el gesto del arquero de Colón, Alexander Domínguez, emocionó a una familia santafesina, en especial a Lautaro, un niño que tenía admiración por el golero rojinegro, a quien le envió un video en la previa del Clásico.

Entonces, el guardametas pasó por un local deportivo de la ciudad, se contactó con sus padres y en las últimas horas lo visitó en su domicilio, algo que se pudo ver en distintas redes sociales.

En diálogo con el programa La Voz del Sabalero (Sol 91.5), el mismo Dida contó cómo sucedieron los hechos: "No tengo redes sociales, un amigo que tengo me hizo llegar un video, me dio mucha pasión, mucha alegría, hablé con mi señora, el sueño del chico era conocerme, pude localizar a los padres, estuve un par de horas en la casa de él".

Y más adelante, agregó: "Mi esposa planificó todo con los padres, el chico tenía entrenamiento y no lo dejaron ir con una excusa porque yo iba a ir a visitarlo, se puso a llorar cuando me vio, temblaba, me dio mucha emoción, no lo puedo creer como se puso el chico cuando me vio. Son detalles pero ustedes no saben lo lindo que es para un chico lo que pudo vivir".