Colón se metió en la próxima Copa Sudamericana fiel a su historia: sufriendo y luchando hasta el final. Después de la derrota ante Vélez en el duelo pendiente había muchas dudas de lo que podía hacer ante el entonado Racing. Los resultados le dieron una chance más y el Sabalero no la desperdició, ya que encaró el compromiso como se lo debía y sorprendió a propios y extraños con una victoria memorable.

Aún no está confirmada la desvinculación de Eduardo Domínguez, pese a que está todo dado para que se aleje de común acuerdo con los dirigentes. En consecuencia, puertas adentro ya piensan en las vacaciones y en cómo será todo después del Mundial. Pero con cada final de campeonato llega uno de los momentos que tiene más expectantes a los hinchas: la apertura del mercado de pases.

LEER MÁS: Vignatti y otra medalla que se cuelga para subirse a lo más alto del podio

Germán Conti reconoció después del duelo ante la Academia que estaría arreglado su pase a Benfica y que incluso en los próximos días viajará a Portugal para la revisión médica y finiquitar de paso todos los detalles pertinentes. Pero también hay jugadores que se alejarán y otros que deberán arreglar la continuidad. Uno de ellos es el arquero Alexander Domínguez, que se erigió como una de las figuras en el duelo que depositó al elenco santafesino al certamen internacional 2019.

LEER MÁS: Eduardo Domínguez: el técnico que hizo un culto de la eficacia

El ecuatoriano debe volver a México para sumarse a Monterrey, dueño de su pase, y parece un poco compleja la negociación para que continúe en Santa Fe. Es así como trascendió un fuerte rumor en caso que no continúe. El presidente José Vignatti iría a la carga por un golero extranjero que finaliza contrato con un equipo encumbrado. Es más, ya habría existido un acercamiento.

Se trata del uruguayo Leandro Burián, de 34 años, quien vistió la camiseta de Godoy Cruz. Aún no arregló su continuidad y por eso estaría en el radar del mandamás rojinegro. La contienda no es nada sencilla, ya que el Tomba jugará la Copa Libertadores que viene y eso incentiva a cualquier jugador. En consecuencia el arma máxima de seducción, en este caso, será lo económico para el Rojinegro. Está lejos de ser algo firme, mucho más si se tiene en cuenta el hermetismo que siempre hubo por parte de los dirigentes.

Algunos piensan que debe hacerse un esfuerzo por Dida Domínguez, que cumplió con creces para cuidar el arco que había dejado Jorge Broun. Pero, por las dudas, el Gringo ya tiene en mente a un posible sustituto.