El trajín de partidos le comenzó a jugar una mala pasada a Colón. Es que el equipo de Eduardo Domínguez jugó tres partidos en ocho días, y si bien no hubo inconvenientes musculares de consideración se produjo una lesión que le traerá un gran dolor de cabeza pensando en los próximos encuentros.

Matías Fritzler fue reemplazado a los 20 minutos del segundo tiempo del encuentro frente a Tigre con evidentes signos de dolor en la espalda. Incluso al jugador se lo vio tomarse la zona cada vez que las cámaras enfocaban al banco de suplentes sabalero, lo que era una muestra clara que el inconveniente era de consideración.

Finalmente, en un parte médico que fue firmado por el doctor Eduardo Vega, Colón informó: "Al futbolista Matías Fritzler le realizaron estudios en el centro diagnóstico, del grupo Santa Fe, los cuales arrojaron como resultado fractura 11° costilla derecha, con pequeño neumotórax asociado y hematoma en músculos vecinos. Realiza kinesiología con pronóstico según evolución".

LEER MÁS ►► Colón pierde a su mejor bastión del mediocampo

La fractura como mínimo lo marginará del encuentro del próximo viernes frente a Atlético Tucumán en el Jardín de la República, y hay una gran incertidumbre sobre si podrá o no estar presente en el Clásico Santafesino del próximo domingo 2 de septiembre.

Hay un dato alentador en cuanto a la fractura, y tiene que ver con un exjugador de Unión. Vale recordar que Lucas Gamba sufrió la fractura de dos costillas en el partido de este año ante Rosario Central (sábado 3 de febrero) y luego de una intensa recuperación estuvo a las órdenes de Leonardo Madelón en el Clásico de la Superliga pasada (domingo 25 de febrero).

LEER MÁS ►► ¿Qué opciones tiene Domínguez para suplir al lesionado Fritzler?

Pero en el parte médico hay un dato que juega en contra del volante y tiene que ver con el "pequeño neumotorax asociado" y el "hematoma en músculos vecinos", ya que son cuestiones que complican su regreso a las canchas.

¿Qué es un Neumotorax?

"Los pulmones poseen unos recubrimientos membranosos denominados pleuras. Estas pleuras son de dos tipos: la pleura parietal, que está en contacto directo con el tórax; y la pleura visceral, que envuelve directamente a los pulmones.

Cuando entre ambas membranas se introduce una cantidad de aire, ambas pleuras se alejan, provocando así el neumotórax.