Gerónimo Poblete, el jugador que pidió Claudio Biaggio ante la intempestiva partida de Robert Piris da Motta, está un poco más cerca de San Lorenzo.

El jugador le transmitió a los dirigentes del Metz que tiene ganas de regresar al país y eso hizo cambiar la postura de los franceses, que hasta hace unos días atrás estaban plantados en solicitar cuatro millones de euros por la totalidad de su pase. Ahora, en cambio, aceptarían vender solo un porcentaje.

En los próximos días desde Boedo tratarán de pisar el acelerador porque además de Piris, el Ciclón perdió en este mercado de pases a otros dos número 5: Juan Mercier y Facundo Quignon.