El arranque de Colón en la Superliga no es el mejor. Al cabo de tres fechas cosechó solo dos puntos sobre nueves posibles, es decir dos empates y una derrota (la del viernes pasado ante Atlético Tucumán). Si bien es cierto que el entrenador, Eduardo Domínguez, luce tranquilo, sabe que es prioritario retomar la senda de la victoria como local para ser protagonistas.

Esto atendiendo a que hace tres partidos que no puede sumar de a tres en el estadio Brigadier López. ¿Como es esto? Viene de arrastre del semestre anterior, cuando igualó en el último encuentro en casa ante River 0-0. Después vino la pretemporada y todo fue un barajar y dar de nuevo.

LEER MÁS: Cómo le fue a Colón con Rapallini como árbitro

En la reanudación (también jugó por Copa Argentina ante Deportivo Morón, en Rosario), perdió contra San Pablo 1-0, en el encuentro de vuelta de la Copa Sudamericana. Está claro que en los penales obtuvo la clasificación a los 8° de final, pero en los 90' no pudo imponerse. No entra en este tema la histórica victoria en el Morumbí 1-0, con tanto de Matías Fritzler.

LEER MÁS: La consigna del DT Sabalero es reforzar el medio pensando en Unión

Finalmente, por la 2ª fecha del actual campeonato doméstico empató 2-2 ante Tigre, teniendo que levantar el marcador dos veces. Quizás hasta ahí la cosa no pintaba para compleja, pero el revés ante Atlético Tucumán en el José Fierro hace que el partido del próximo domingo ante Unión tenga un condimento sustancial por la necesidad de alcanzar el triunfo.

LEER MÁS: Clásico Colón-Unión: el operativo de seguridad contará con 625 efectivos policiales

La última vez que Colón ganó como local fue el 23 de abril cuando, por la 24ª jornada, goleó a Patronato 4-0, con dos tantos de Javier Correa, otro de Alan Ruiz y el restante de Gustavo Toledo. Pese a las diferencias, el equipo fue efectivo y sin demasiadas estridencias, fiel al estilo de Eduardo Domínguez.