La pasión por el fútbol no conoce de límites. Es quizás el sentimiento más importante y más fiel que cualquier persona fanática de este deporte pueda llegar a tener. Como lo inmortalizó Guillermo Francella en El secreto de sus ojos, al interpretar el personaje de Pablo Sandoval, para determinar la identidad del criminal, al manifestar: "El tipo puede cambiar de todo. De cara, de casa, de familia, de novia, de religión, de dios. Pero hay una cosa que no puede cambiar Benjamín. No puede cambiar de pasión".

Y el que cumple al pie de la letra esta frase es Denis Stracqualursi, quien siempre dejó bien en claro que es fanático hincha de Colón. Incluso se lo pudo ver en varios encuentros donde jugó el Sabalero parado en la tribuna, en una clara muestra de seguimiento y pasión.

En varias oportunidades se lo vinculó con la posibilidad de llegar a Colón, incluso en el mejor momento de su carrera, aunque por las diferentes vicisitudes del mercado de pases no pudo cumplir su sueño de vestir la camiseta del club del cual es hincha.

Y Denis reflejó una vez más su fanatismo por los colores rojinegros, ya que se hizo un tatuaje que ocupa toda su espalda, donde se puede observar a un padre caminando con su hijo por una calle rumbo al estadio de Colón, con un escudo sabalero, y con la frase: "Nunca caminaré solo".