Colón
Martes 26 de Diciembre de 2017

El insólito regalo de Navidad que recibió un jugador de Colón

Varios futbolistas subieron a sus redes sociales imágenes de los momentos vividos junto a sus familiares para esperar la llegada del 25 de diciembre. El defensor Guillermo Ortiz, ya que Papá Noel le trajo el obsequio menos esperado

Cuando Paolo Montero llegó a Colón su diagnóstico fue que al equipo le faltaban marcadores centrales recios y de personalidad para acompañar a Germán Conti, quien en ese momento ya se perfilaba para tener el gran presente que hoy lo coloca como una de las joyas del plantel.

Fue por ello que llegaron Emanuel Olivera y Guillermo Ortiz, dos defensores que tenían poco nombre y recorrido en el fútbol grande de nuestro país. El ex-Boca Unidos tuvo más chances con Montero, aunque el excentral de Newell's y Aldosivi de a poco se fue perfilando como un jugador más confiable para acompañar a Conti.


Con el desembarco de Eduardo Domínguez se produjo la consolidación entre los 11 de Ortiz, quien incluso se dio el gran gusto de convertir uno de los tantos en la victoria por 2-0 frente a Unión, en el estadio 15 de Abril. A partir de ese momento se transformó en uno de los titulares indiscutidos del plantel y una de las bases de la estupenda campaña que terminó con Colón en la Sudamericana 2018.

En el Sabalero disputó 28 partidos y convirtió dos tantos. Uno en la victoria frente al Tatengue en la Avenida, y el otro que le dio el triunfo frente a Argentinos Juniors por 1-0, en el estadio Diego Armando Maradona de La Paternal, en la primera parte de la Superliga.



El rosarino, como tantos otros jugadores del fútbol argentino, tiene mucha actividad en las redes sociales, sobre todo en Instagram, donde cuenta con más de 11.400 seguidores. Allí, en la madrugada del 25 de diciembre, mostró con orgullo el regalo que le hicieron sus familiares. Se trató de un hacha de mano, que lució con orgullo y con el lema "regalo de Navidad".

Quien se lo hizo sin dudas reconoce en Ortiz a un defensor rudo, con mucha personalidad y estirpe, que Colón disfruta y lo seguirá haciendo en 2018, cuando llegue el momento de atravesar nuevamente las fronteras para disputar un torneo internacional.

GUILLERMO ORTIZ.jpeg