Colón
Jueves 26 de Octubre de 2017

¿El maestro contra el discípulo?

Este viernes se verán las caras Julio César Falcioni y Eduardo Domínguez, técnicos de Banfield y Colón, respectivamente, quienes cruzaron sus carreras en varios equipos

El partido entre Banfield y Colón pinta como uno de los más atractivos de la fecha. Más que nada, porque uno viene desde atrás con el fin de meterse en la lucha de arriba y el otro es uno de los pocos invictos y quiere hacer bien las cosas para ser protagonista. Para ello, serán fundamentales los tres puntos y es así como, en la previa, se augura un cotejo de ida y vuelta. De todas maneras, muchas veces esa radiografía brilla por su ausencia y aburren de lo lindo por miedo a perder. Pero que ambos son buenos equipos, no hay dudas.


Amén de todo lo que estará en juego dentro del campo, hay un dato de color que aflora y que quizás muchos no tenían en cuenta: Julio César Falcioni (el de mayor edad en Primera, con 61 años) fue el que le dio lugar en primera como jugador a Eduardo Domínguez (uno de los DT más jóvenes, con 39 años) en Vélez en 1997. Pero el conocimiento venía de mucho antes, porque también lo tuvo en las inferiores y, posteriormente, en reserva, con lo cual se podría decir que fue importante en su formación. Lo hizo como lateral izquierdo, pero a medida que fue pasando el tiempo y, por su altura, se corrió para jugar en la zaga.

Julio Falcioni.jpg

La particularidad de esta historia es que volvieron a encontrarse en Olimpo, Independiente y All Boys, por ende está claro que existe un fuerte vínculo deportivo. De todas maneras, el destino ahora los tiene del mismo lado: son entrenadores. En este caso, Pelusa al Taladro y el Barba al Sabalero, con quien consiguió cosas importantes en menos de un año, como ganar siete partidos consecutivos por primera vez y que desencadenó en la clasificación a la próxima Copa Sudamericana.


Es complejo delinear la forma de pregonar la profesión, pero fomentan un estilo similar, de armar los equipos de atrás para adelante y de luego atacar en consecuencia. Entonces sale una pregunta ¿se enfrenta el maestro contra el discípulo? Complicado de responder, pero que se conocen, es obvio y hasta reiterativo.

Eduardo Domínguez.jpg

"Conozco a Julio. Sus equipos juegan de esta manera, son sólidos y ofensivos, con lo cual trataremos de complicarlos y vulnerarlos", reconoció Domínguez en la atención a la prensa del miércoles pasado, en un síntoma de que el partido ya comenzó a jugarse la semana pasada con al parate por las elecciones.


La experiencia de Falcioni se topará contra la juventud y las nuevas ideas de Domínguez, quien fomenta la camaradería fuera de la cancha, pero cuando comience a rodar la pelota, buscará ganarle a toda costa.