Colón

El periplo de Colón hasta el partido en Perú por la Copa Sudamericana

Este domingo el plantel arrancó un cronograma sin descanso bajo la conducción de Pablo Lavallén. Conocé todos los detalles

Lunes 11 de Marzo de 2019

Foto: prensa Colón

Colón dio vuelta la página después del empate del sábado ante Racing y el mismo domingo volvió a los entrenamientos pensando en la agenda cargada que se viene. Si bien es cierto que todo comenzó con tareas regenerativas y algunos chequeos, lo más exhaustivo inicio este lunes en el predio Ciudad Fútbol con la presencia del nuevo entrenador, Pablo Lavallén.

Todos son conscientes que la actuación ante la Academia generó algo diferente y quieren usarlo como punto de inflexión para volver a una victoria que se le niega hace cinco partidos. Aunque a la vez analizan que no serán días sencillos, de un trajinar importante y que demandará de una mentalidad de hierro para salir airosos de los compromisos que viene.

Embed

Como se enunció al comienzo, el Sabalero comenzó a trabajar el domingo con un plan que, pese al arribo de Lavallén, ya estaba establecido desde que estaba al frente Julio Comesaña y Marcelo Goux. La logística es muy metódica y vale conocerla hasta el partido de ida de la fase inicial de la Copa Sudamericana del próximo martes 19 de marzo en Lima contra Deportivo Municipal de Perú.

Serán todos trabajos por la mañana en el predio Ciudad Fútbol hasta el jueves, donde el plantel luego partirá en avión hacia Buenos Aires, donde hará una corta escala para posteriormente trasladarse por la misma vía a Mar del Plata. Se estipula que el plantel quede concentrado por la noche y ya el viernes afronte el cotejo ante Aldosivi por la 23ª fecha de la Superliga.

Terminado esto, Colón pernoctará en La Feliz y el sábado por la mañana regresará a Capital Federal para, por la tarde, hacer un entrenamiento en el predio de Ezeiza. Algo que se repetirá el domingo por la mañana. Mientras que cerca de las 17 abordará un vuelo hacia Lima para encarar directamente el encuentro contra el Decano peruano. Esto indica que la delegación será numerosa, rompiendo esa media de 19 o 20 jugadores.

La idea pasa por no hacer traslados de mucha duración para preservar lo más posible la condición física. También es cierto que los costos se incrementan, pero la dirigencia entendió que era el momento de hacer el esfuerzo. Vale recordar que tras el regreso del choque copero se preparará con pocas horas para el partido pendiente de la 19ª jornada ante San Lorenzo, al que recibirá el sábado 23, desde las 20.

Por eso se espera que los propios protagonistas den más detalles al respecto este martes cuando se concrete la atención a la prensa. Dicho sea de paso será una práctica a puertas abiertas, donde seguramente se verán algunas de las cosas que comenzarán a conocerse en esta nueva era que comienza con Lavallén al mando.

¿Te gustó la nota?