Luego del empate sin goles frente a Unión, en el Brigadier López, el plantel de Colón retomará los trabajos este lunes desde las 16, con la mira puesta en el partido del próximo viernes frente a San Lorenzo, por los 16avos de final de la Copa Argentina.

Al Sabalero se le viene un trajín importante de partidos, ya que en un mes deberá tratar de pasar de fases en la Copa Argentina y la Copa Sudamericana, mientras que en el arranque de la Superliga luego de tres empates y una derrota necesita sumar de a tres para no quedar lejos de los primeros equipos.

En cuanto a la formación titular, en los dos últimos partidos Eduardo Domínguez apostó por un nuevo sistema táctico, que incluye dos delanteros como Javier Correa y Nicolás Leguizamón, más un enganche como Alan Ruiz, a quien en algunos pasajes se le pidió que se parara al lado de Adrián Bastía.

LEER MÁS ►► La Copa es el sostén principal de Colón y de Domínguez

Lo llamativo es que el entrenador justo modificó la disposición táctica en un momento donde no pudo contar con Matías Fritzler, quien es amo y señor del mediocampo sabalero. Así y todo el equipo no pasó demasiados sobresaltos, salvo en algunos pasajes del encuentro ante Atlético Tucumán y en los primeros minutos del Clásico, pero luego no mostró mayores fisuras.

En contrapartida, le faltó ingenio para generar el caudal futbolístico que quiso encontrar Domínguez, quien a esta altura parece haber entrado en un desconcierto sobre la idea de juego, ya que en lo que va de la temporada implementó tres sistemas bien diferentes y solamente pudo ganar un partido de los siete que disputó, que fue nada más ni nada menos que el triunfo en el Morumbí ante San Pablo por la ida de los 16avos de final de la Sudamericana.

Pero en esta semana el DT ya contará desde los primeros días con Fritzler, quien tiene el alta médica aunque todavía no está apto desde lo físico para lo deportivo. Por lo tanto, es casi un hecho que no podrá ser considerado para el partido ante el Ciclón por Copa Argentina, y que es muy difícil que esté en condiciones de jugar contra Independiente en Avellaneda e incluso en el cotejo ante Godoy Cruz en el Brigadier López.

LEER MÁS ►► ¿El Clásico se juega a no perder?

Es decir que su regreso recién se produciría para el duelo frente a Junior en Barranquilla, por la ida de los octavos de final del certamen continental, programado para el miércoles 26 de septiembre. Vale recordar que la revancha está pautada para el jueves 4 de octubre en Santa Fe.

Para el cotejo del viernes en el Coloso Marcelo Bielsa, ante San Lorenzo, Domínguez podría repetir el equipo y el sistema con el cual jugó los dos últimos encuentros de la Superliga, aunque resulta algo aventurado atendiendo a que va a enfrentar a uno de los grandes del fútbol argentino.

Si el DT opta por tomar recaudos, quien podría salir del equipo es Leguizamón para que ingrese algún volante. En ese sentido los que corren con ventaja, al igual que se especulaba antes del Clásico, son Christian Bernardi y Mariano González.