Enrique Cáceres de 44 años es el árbitro designado para impartir justicia en el encuentro revancha por los 16avos de la Copa Sudamericana entre Colón y San Pablo que se disputará este jueves desde las 21.45 en el estadio Brigadier López. Y lo acompañarán Eduardo Cardozo como asistente 1° y Carlos Cáceres como asistente 2°. Mientras que el cuarto árbitro será Ulises Mereles.

Pero este juez que viene de dirigir el Mundial de Rusia a lo largo de su carrera tuvo algunas actuaciones polémicas entre ellas en los dos encuentros que arbitró en la Copa del Mundo. Tanto el seleccionado de Egipto como el de Irán se sintieron perjudicados por sus fallos.

Estuvo presente en el triunfo de Rusia por 3 a 1 ante Egipto quien luego del cotejo protestó ante la FIFA "Queremos una investigación sobre el desempeño de todo el equipo de arbitraje", dijo el presidente de la Asociación de Fútbol de Egipto, Hany Abo Rida.

Abo Rida, quien también es miembro del Consejo de la FIFA, dijo que Egipto sentía que el defensor Ahmed Fathi fue empujado por un rival en la jugada que terminó con autogol.

LEER MÁS ►► Domínguez recuperará a un jugador clave para recibir a San Pablo

La federación también cree que el sudamericano debería haber cobrado un penal contra el delantero Marwan Mohsen a los 78 minutos de juego, cuando Rusia ya ganaba 3-1.

"El árbitro debería haber usado el VAR para revisar la jugada y marcar penal. Tenemos derecho a quejarnos y pedir una investigación", destacó el dirigente.

Y el siguiente cotejo que dirigió fue el empate 1 a 1 entre Portugal e Irán, donde también tuvo una actuación cuestionada. Y el que se lo hizo saber fue el entrenador Carlos Queiroz del seleccionado iraní por no expulsar a Cristiano Ronaldo.

"Si el árbitro para el partido y le enseña una tarjeta amarilla, es porque ha habido algo, y lo único que hubo fue un codazo. Y el reglamento dice que un codazo es tarjeta roja", se quejó Queiroz, mostrándose convencido de que Ronaldo no fue expulsado por su condición de estrella.

LEER MÁS ►► ¡Llega afiladísimo! San Pablo ganó en Recife y se consolidó en la punta del Brasileirao

Cáceres es contador público y obtuvo su insignia FIFA en el 2010, y desde entonces protagonizó varias polémicas, principalmente al momento de señalar penales.

En el 2013 sancionó un penal dudoso a favor de Atlético Mineiro contra Arsenal de Sarandí, por la Copa Libertadores, lo que finalizó en un enfrentamiento entre los jugadores argentinos y la policía brasileña.

Además tuvo un entredicho con el entrenador por aquella época de la Selección mexicana, Miguel Herrera, durante la Copa América del 2015 cuando el entrenador insultó al colegiado por considerar que evitó sancionar faltas dentro del área, que pudieron darle una victoria.

A finales del 2016, los periodistas españoles se quejaron por la designación del paraguayo para el partido entre Real Madrid y América por las semifinales del Mundial de Clubes. En ese encuentro, fue criticado por un supuesto mal uso del sistema de videoarbitraje (VAR).

A nivel local, su accionar también cuenta con grandes polémicas al punto tal que los directivos del Deportivo Capiatá pidieron a la Junta Municipal de esa ciudad, declarar "persona no grata" al juez, debido a una presentación polémica en el partido ante Olimpia.

Está claro que cuenta con una vasta trayectoria internacional, ya que además de dirigir el último Mundial, estuvo presente en el partido de ida de la final de la Copa Libertadores de 2017 entre Lanús y Gremio. Y anteriormente arbitró las Copas Américas de 2011, 2015 y 2016. Y fue el juez de la final del Mundial Sub 17 entre Inglaterra y España.

De todos modos, sus últimos arbitrajes estuvieron rodeados de decisiones cuestionables en los que los protagonistas se sintieron perjudicados. Así las cosas, este jueves habrá que estar atento a los movimientos del paraguayo en un partido clave para Colón y su historia.