Colón suma 34 puntos en la Superliga sobre 66 en juego, por lo cual el porcentaje de eficacia es del 51% y se ubica en la 13ª posición de la tabla. Si al menos empata en la reanudación del partido ante Vélez estaría ingresando a la Copa Sudamericana. Pero además del cotejo frente al Fortín, el Sabalero tiene por delante cuatro partidos, tres de ellos muy complicados (Belgrano, River y Racing).

Pero más allá de estos datos, sería importante desmenuzar la campaña del equipo dirigido por Eduardo Domínguez y la misma arroja cuestiones interesantes que merecen ser analizadas con detenimiento. Está claro que la dirigencia hizo un esfuerzo económico importante para conformar un plantel con recambio y algunos futbolistas de jerarquía.

Sin embargo, eso no se tradujo en el rendimiento del equipo, ya que fueron pocos los partidos que Colón jugó bien y casi siempre lucía mejor en la tabla que dentro del campo de juego. Así las cosas los puntos que obtenía obedecían más a rendimientos personales que a un funcionamiento colectivo.

De todos modos, las estadísticas son claras e indican de manera palpable que en 22 fechas, Colón no pudo ante rivales de jerarquía con los cuales terminó sucumbiendo y la mayoría de sus triunfos se dieron ante elencos de menor valía y que casualmente están en el fondo de la tabla.

LEER MÁS ►► Pese al triunfo, aún está afuera de la Copa

El Sabalero hasta aquí cosechó nueve triunfos, pero siete de ellos fueron justamente ante los últimos siete equipos de la tabla, tres de ellos con los que perdieron la categoría, a lo que habría que sumarle a Chacarita que está a un paso de descender.

Colón superó a Gimnasia de la Plata (22°), Newell's (23°), Tigre (24°), Chacarita (25°), Temperley (26°), Arsenal (27°) y Olimpo (28°), Defensa y Justicia (11°) y Argentinos (9°).

Perdió con Boca (1°), Godoy Cruz (2°), Independiente (3°), Talleres (5°), Atlético de Tucumán (15°) y Lanús (20°). Y empató frente a San Lorenzo (4°), Huracán (6°), Unión (8°), Estudiantes (12°) , Rosario Central (16°), Banfield (17°) y San Martín de San Juan (18°).

Es decir que de los 34 puntos que obtuvo, 24 de ellos los cosechó frente a rivales que se encuentran de mitad de tabla hacia abajo. Por lo cual, hasta aquí hizo la lógica, se aprovechó de los más débiles y les ganó a quien debía hacerlo. En cambio no pudo dar el salto de calidad y en consecuencia no festejó en ningún partido importante.

LEER MÁS ►► Domínguez: "Siempre estuvimos con vida"