Si bien quedan 90' por jugar, se podrá decir que Colón ya ganó y no debería sonar a una frase de ocasión o a un mero conformismo. Porque independientemente de lo que suceda este jueves en el Brigadier López el elenco sabalero ya hizo historia superando al San Pablo en el Morumbí, siendo el primer equipo argentino en conseguirlo.

En consecuencia, más allá del resultado de esta noche, nada borrará aquella epopeya que se gestó con el gol de Matías Fritzler. Obviamente que los hinchas concurrirán al estadio con la esperanza de continuar en la Copa Sudamericana, pero de no lograrlo absolutamente nadie podrá reprocharle algo a este equipo.

Pero obviamente que nadie en el mundo Colón se conforma y es por eso que se encuentra ante la chance histórica de poner de rodillas a un grande de Brasil, como en su momento lo hizo con el Santos hace 54 años, aunque se trataba de un amistoso.

LEER MÁS ►► Javier Correa: "Si ellos quieren pelear nosotros tenemos que jugar al fútbol"

Por lo cual, en relevancia el partido de esta noche se podría asemejar al que jugó Colón hace 20 años ante River por los cuartos de final de la Copa Libertadores. En términos de jerarquía quizás aquel cotejo haya sido más importante por la instancia y la competición.

No obstante, dejar en el camino al San Pablo puntero del torneo brasileño, sería un hecho trascendental en la historia sabalera. De este modo, Colón busca ponerle la frutilla al postre para coronar otra noche inolvidable como hace dos semanas.