La derrota inmerecida ante Godoy Cruz no hizo otra cosa que desnudar una situación que se prolonga en el tiempo y que refleja de manera contundente que a los encuentros ante rivales de categoría Colón no puede ganarlos. Y esta cuestión viene sucediendo no solo en esta Superliga, sino también en el torneo anterior.

Si bien los números siguen siendo positivos respecto al trabajo que viene realizando Eduardo Domínguez, la realidad indica que tanto con el extécnico de Huracán como así también con Paolo Montero, el equipo no pudo dar el golpe ante adversarios de jerarquía o aquellos denominados grandes.

Desde que Domínguez asumió en enero del 2017, Colón solo pudo ganarle como local a San Lorenzo en el certamen anterior por 2 a 1. Empató con River 0 a 0 y perdió ante Racing por 1 a 0. Mientras que en el final del 2016 con Montero en el banco, cayó ante Independiente por 2 a 0 y con Boca 4 a 1.

Por su parte, en esta Superliga, cayó ante Boca 2 a 0 e Independiente 1 a 0. Empató frente a San Lorenzo 0 a 0 y aún debe medirse con River y Racing. En consecuencia, el balance indica que en las últimas dos temporadas, el Rojinegro sumó cinco puntos sobre 24 en juego ante los equipos grandes con una eficacia del 20%.

LEER MÁS ►► Chancalay: "El árbitro incidió en el resultado"

De todos modos, otro dato clave que marca la imposibilidad que tiene Colón de ganar partidos importantes, indica que apenas pudo vencer a uno de los 10 equipos que tiene por encima en la tabla de posiciones. Con 31 puntos, el Sabalero se ubica en la 11ª posición de la tabla y al único que le ganó fue a Argentinos por 1 a 0 con gol de Guillermo Ortiz.

Perdió frente a Boca 2 a 0, Independiente 1 a 0, Talleres 2 a 0 y Godoy Cruz 2 a 1. Y empató ante Unión 1 a 1, Huracán, 0 a 0, Estudiantes 0 a 0 y San Lorenzo 0 a 0. Mientras que aún debe jugar ante Racing, que será precisamente en la última fecha y en calidad de visitante.

Así las cosas, sobre 27 puntos en disputa ante los equipos que están por encima, Colón apenas cosechó siete unidades con un porcentaje de eficacia del 25,9%. Una verdadera deuda pendiente que tiene este equipo, que gana los partidos ante rivales de menor jerarquía, pero que ante los de mayor peso termina sucumbiendo o en todo caso rescatando un punto.

LEER MÁS ►► El uno por uno del Sabalero en la derrota frente al Tomba

En lo que va de este 2018, Colón suma 11 puntos sobre 27 con un porcentaje del 40%. Pero está claro que para la reanudación de la Superliga, la dirigencia rojinegra realizó un esfuerzo económico muy grande para sumar cuatro refuerzos (Javier Correa, Alan Ruiz, Gonzalo Escobar y Mariano González) pero el salto de calidad no está presente.

Quedan seis fechas para el final y por ahora el objetivo de clasificar a una Copa se está logrando, aún sin convencer. Pero está claro que el equipo y el entrenador deben dar respuestas y salir de este momento incómodo en donde parece ser que se perdió el rumbo.