Hacía mucho tiempo que un partido en el fútbol argentino no se suspendía por incidentes, como ocurrió el pasado sábado en el estadio Brigadier López, cuando el árbitro Andrés Merlos decidió interrumpir el partido luego que tres bombas de estruendo cayeran al campo de juego.

Inmediatamente comenzaron las especulaciones en relación a las sanciones que el Tribunal de Disciplina le aplicará a Colón. Sin embargo, todavía el organismo no tuvo acceso al informe, aunque en las últimas horas la Superliga les envió un pedido de que se aplique una pena ejemplificadora.

Sin embargo, la información que se maneja desde Buenos Aires es que el fallo no saldrá rápidamente, ya que se tomarán cerca de 21 días para resolver los pasos a seguir, aunque corren con la urgencia del final de la Superliga, donde el Sabalero se juega el ingreso a las copas de 2019 y el Fortín su permanencia en Primera División.

LEER MÁS ►► Merlos: "Fue la primera vez que viví algo así en mi carrera"

Además, hay un dato que no es menor y es que la política de AFA puede jugar un rol preponderante, ya que en 2013 se sancionó a Colón por no presentarse a jugar ante Atlético de Rafaela, cuando los jugadores tenían el aval de Futbolistas Argentinos Agremiados para tomar esa decisión ante la falta de pagos. Por lo tanto, desde la sede de calle Viamonte entienden que no sería justo, debido a que ocurrió en contados casos, que la entidad santafesina reciba una sanción deportiva de estas características.

Una de las posturas del Tribunal es que si el club identifica a los hinchas que fueron protagonistas de los incidentes, y se los sanciona de la manera que se espera, el partido se podría jugar en el Brigadier López, a puertas cerradas. En caso contrario también se podría disputar en otra cancha, sin público.

LEER MÁS ►► Así explotaron de furia los hinchas de Colón contra la barra

Desde Buenos Aires se informa que varios integrantes del Tribunal de Disciplina pretenden castigar severamente al Sabalero, que consistiría además de multas económicas, y en cuanto a lo deportivo suspensión del estadio y darle por ganado el partido a Vélez.

En tanto, también se expresa que los integrantes del Tribunal de Disciplina están muy enojados con el árbitro Andrés Merlos debido a que hizo declaraciones públicas donde brindó detalles fundamentales de su informe, cuestión que tienen estrictamente prohibido.