Lunes. Un día tan insulso como raro para los hinchas de River. Un lunes que nos tiene a todos inmersos en una rutina laboral que (para la mayoría, salvo excepciones) comienza en esa jornada luego de ver a River el domingo. Sí, después de recargar pilas observando un encuentro de nuestro querido Millonario.

Pero eso no pasará este fin de semana. ¿Por qué? Porque River juega justamente el lunes. ¿Y cuál es el motivo? ¿Qué ha pasado para que nuestro domingo -una vez más- no tenga al Más Grande entre sus principales protagonistas? Pasó la Superliga.

Sí, leyeron bien, esto es una directiva de Superliga. Con el afán de buscar nuevos "públicos" y mercados fuera de nuestro país, los organizadores del torneo local han determinado que tanto River, Boca y todos los clubes de la competición jueguen en horarios poco habituales y en días excéntricos.

Sin embargo, tanto para La Banda como para su eterno rival suena aún más raro disputar encuentros los domingos a las 11 de la mañana o los lunes, como ocurrirá con el equipo de Gallardo este fin de semana.

Fuente: La Página Millonaria