Este jueves fue un día de grandes novedades en torno a la suspensión del partido entre Colón y Vélez, de la fecha 22ª de la Superliga, cuando el árbitro Andrés Merlos decidió interrumpir el juego luego de que tres bombas de estruendo cayeran al campo de juego del estadio Brigadier Estanislao López.

"Por falta de garantías", argumentó el juez del encuentro que el partido no continuaría. Por lo tanto, el informe fue elevado al Tribunal de Disciplina, quien debía tomar una decisión acerca de qué ocurriría con los 68 minutos que le restaban disputar al cotejo.

Se tejieron muchas conjeturas en torno a lo que pasaría con Colón, se habló de multas económicas y hasta quita de puntos. Hasta se mencionó que la Superliga había mandado una nota a AFA y al Tribunal de Disciplina para que se tomen medidas ejemplificadoras con el club anfitrión.

LEER MÁS ►► Video: así ingresaban las bombas de estruendo a la cancha de Colón

Luego fue el turno de actuar para el Ministerio de Seguridad de la provincia. Fernando Peverengo, subsecretario de Coordinación de Políticas Preventivas, brindó una conferencia de prensa donde dio a conocer los nombres de los ocho barras implicados en el hecho e informó que los mismos tendrían una restricción para no poder asistir a los estadios del fútbol argentino por cinco años.

En tanto, este jueves se dio a conocer un video donde se puede observar al grupo de barras que protagonizó los incidentes en el momento de gestar la acción por la cual se suspendió el encuentro entre Colón y Vélez.

LEER MÁS ►► Un jugador clave para Domínguez sufrió una grave lesión

Mientras que se esperó con mucha ansiedad el fallo del Tribunal de Disciplina, este solo se limitó a informar que el partido continuará, aunque no confirmó el día ni el estadio donde se desarrollarán los minutos que le restan.

Ahora se espera por la sanción que le corresponde a Colón como club anfitrión, que podría consistir en una fuerte multa económica y la prohibición de jugar en su estadio o la clausura de una parte del mismo. Luego de este fallo y de las responsabilidades y la actuación del Ministerio de Seguridad, es cada vez más remota la chance de que al club le descuenten puntos, como se especuló en un momento.