Colón
Martes 19 de Diciembre de 2017

Esperan a Domínguez, pero se asoma Palermo

Los directivos sabaleros aguardan expectantes la respuesta del entrenador por ahora sabalero. Pero en caso de no seguir, el principal candidato sería el el DT de Unión Española.

Los días pasan y la confirmación no llega, si bien los dirigentes nunca dudaron de la continuidad de Eduardo Domínguez, la realidad indica que ahora tratan de ser cautos y se mantienen expectantes. Nadie pensaba que por estas horas continuara el misterio en torno a su continuidad.

Encima los directivos vivieron una situación complicada a fines del año pasado cuando terminado el 2016 el técnico Paolo Montero pegó un portazo luego de diagramar la pretemporada en Uruguay. Por lo cual no quieren tropezar nuevamente con la misma piedra y es por eso que aceptaron los requerimientos que le dejó Domínguez en una carpeta.

Sucede que aún existirían diferencias económicas respecto al monto que pretende percibir el cuerpo técnico y lo que ofrece Colón. En su momento cuando Domínguez se hizo cargo del plantel aceptó cobrar un contrato relativamente bajo que tendría una mejora con la renovación automática.

Sucede que ese aumento no alcanzaría a satisfacer los deseos del DT quien querría un monto mayor por lo cual existirían diferencias económicas que se traducen en que por ahora no haya un acuerdo. Es cierto que los directivos están dispuestos a hacer un esfuerzo importante, pero hay que ver si el mismo lo termina convenciendo al entrenador quien continúa de vacaciones en el exterior.


Y en medio de estas negociaciones surgió un plan B para hacerse cargo del plantel y es el de Martín Palermo quien se encuentra dirigiendo a la Unión Española de Chile. Sucede que este miércoles su equipo tiene chances de clasificar a la Copa Libertadores y si lo logra sería muy complicado que se vaya.

Pero además, ese no sería el único impedimento, porque trascendió que existe una cláusula de salida para que el ex-Godoy Cruz y Arsenal pueda desvincularse de la entidad chilena, pero para eso el club que lo venga a buscar deberá abonar la suma de 500.000 dólares.

Así las cosas, por el momento los dirigentes encabezados por el presidente José Vignatti esperan el sí de Domínguez para dar por finalizada esta novela. Pero son conscientes que por las dudas deben tener a mano una alternativa. Encima Domínguez suena en otros clubes como por ejemplo en la Universidad Católica, pero también en Independiente ante la posible ida de Ariel Holan.