Frente al Zamora fue una de las figuras de Colón y tenía asegurado un lugar dentro del equipo para el juego ante Olimpo. Sin embargo, previo al viaje a Bahía Blanca Pablo Ledesma sufrió una molestia muscular y en un primer momento se temió que se tratara de un desgarro.

Finalmente, ese mismo día el volante sabalero se sometió a una resonancia magnética y se confirmó que padecía una leve distensión en el bíceps femoral lo cual descartaba una ruptura fibrilar. A partir de ese momento comenzaron los trabajos de kinesiología con el objetivo de poder estar ante Lanús.

No obstante, a esta altura es un interrogante si el cordobés estará a disposición teniendo en cuenta que el partido frente al Granate se jugará este viernes con lo cual sería apenas una semana de recuperación y es por eso que viene entrenando de manera diferenciada.

LEER MÁS ►► Un equipo de segundos tiempos

El ex-Boca no terminó de asentarse como titular en este inicio de año, pero aún así se trata de un futbolista muy importante que cuando está bien marca la diferencia como ocurrió en el encuentro ante los venezolanos que se disputó en el Brigadier López.

Respecto a la formación para recibir al Granate, habrá que esperar la práctica del miércoles en donde es factible que Eduardo Domínguez disponga de algunos minutos y allí podría comenzar a develarse el equipo que es muy probable tenga alguna variante .