Colón
Viernes 15 de Junio de 2018

"Esperemos que sea todo bueno"

Leonardo Burián está en Santa Fe para iniciar un nuevo desafío en su carrera como arquero de Colón. "Acá está la fuerza deportiva con triple competencia", enfatizó.

Colón comenzó con el armado de su nuevo plantel y empezó de atrás para adelante, intentando cubrir aquellas bajas que por distintos motivos no continuarán en la entidad del barrio Centenario.

Casi desde el mismo momento que se supo sería difícil la posibilidad de que Alexander Domínguez continúe custodiando el arco sabalero, en la reducida lista de sucesores estuvo Leonardo Burián. Es que el uruguayo también tenía otro destino al no poder ponerse de acuerdo en los términos del nuevo contrato con Godoy Cruz.

Entonces las partes se reunieron, avanzaron rápidamente y este viernes el Cachorro se realizó los distintos estudios antes de estampar la firma por tres temporadas como nuevo arquero de Colón.

El guardametas habló por La Radio del Fútbol en Santa Fe (FM 96.7) y en el arranque reconoció que "esto es importantísimo para mi, porque se lo que es Colón, tengo ganas de ponerme rápidamente a disposición del técnico, sabemos que será un semestre complicado con mucha competencia y esperemos ir cumpliendo paso a paso los objetivos".



Cuando le preguntaron sobre esta chance de suceder a un golero que le rindió mucho a Colón como fue Alexander Domínguez, el Charrúa no dudó en afirmar que "cuando llegué a Godoy Cruz me hicieron las mismas preguntas porque me tocó sustituir a Rodrigo Rey, que había sido vendido después de una gran tarea. Al principio me miraban todos de costado pero después me fui ganando el respecto y todo el cariño de la gente".

Al momento de brindar detalles de su llegada al Sabalero, el mismo Burián expresó que "el contacto se dio por intermedio de una persona allegada al presidente, nos pusimos a charlar y nos pusimos de acuerdo para poder venir a Santa Fe".

Para el arquero que se inició en Nacional de Montevideo lo importante es "saber que llegó a un club con una gran hinchada, que está jugando la Copa Sudamericana y clasificó a la del año que viene, en el campeonato mereció estar más arriba, incluso contra nosotros cuando le ganamos en Mendoza hicieron un buen partido. Acá está la fuerza deportiva, con triple competencia y esperemos que sea todo bueno".



Burián ya tuvo como compañeros a Estigarribia (en México), Vera (en Nacional) y hasta el año pasado a Javier Correa. Siempre en tren de recordar que llega desde el subcampeón de la Superliga, recordó que "el secreto fue el plantel y el grupo que se armó, el día a día, el vestuario, el equipo se llevaba muy bien, con trabajo, humildad, no habia figuras de renombres, el unico el Morro García, cuando los resultados y la suerte acompañan empezás a pensar en otro tipo de objetivos, queríamos llegar a una copa internacional pero después peleamos el campeonato, fue muy meritorio".

Antes de la despedida, no esquivó la pregunta cuando le recordaron que además de todos los desafíos en el horizonte también tendrá la posibilidad de jugar el Clásico frente a Unión. Por eso, admitió que "tener un Clásico rival es motivante, tuve la suerte de jugar Nacional Peñarol, son de los partidos más lindos que uno puede jugar, es una motivación sola la de jugar estos partidos".