Si bien en un primer momento se especuló con que el fallo podía demorarse algunos días, la realidad indica que el Tribunal de Disciplina dispuso actuar rápidamente y expedirse lo antes posible ya que tanto Colón como Vélez están jugando por objetivos importantes, como lo es mantener la categoría y la clasificación a las Copas.

Por ese motivo, este jueves saldría el fallo en donde se sancionará a la entidad rojinegra por los incidentes que terminaron con la suspensión del encuentro cuando se disputaban 22' de la primera etapa. Lo que está definido es que el mismo continuará a puertas cerradas en dos tiempos de 34' cada uno.

También se habla de una sanción económica que podría ser de 500 entradas generales por seis partidos, lo que equivaldría a $960.000, teniendo en cuenta que la general tiene un costo de $320. Pero sin dudas que lo más relevante tiene que ver con determinar si el estadio Brigadier López será clausurado o no.

LEER MÁS ►► El jugador que haría dudar a Domínguez

En este caso, dentro del Tribunal de AFA existen posturas distintas, ya que algunos consideran que sería apropiado que Colón juegue los próximos partidos fuera de su cancha y otros que entienden que debería hacerlo pero ya sea a puertas cerradas o en todo caso inhabilitando la bandeja norte desde donde partieron las bombas de estruendo.

En este sentido, desde el Ministerio de Seguridad se adelantaron y ya oficializaron que para los próximos dos cotejos ante Patronato y River será clausurada la parte media de la bandeja norte, como así también no podrán ingresar banderas ni instrumentos musicales.

Por otra parte, la buena noticia sería que Colón no sufriría quita de puntos por los incidentes y también la posibilidad de sumar dentro del campo de juego con la reanudación del partido, que también obviamente resta definir qué día se jugará. En consecuencia, se trata de un jueves clave en lo deportivo y también en lo institucional para el Sabalero.

LEER MÁS ►► El cambio por ahora le salió mal