Se viene un 2018 cargado de desafíos deportivos para Colón, que intentará pelearle el campeonato a Boca, del que lo separan cuatro puntos, y pisar fuerte en la Copa Sudamericana, la que volverá a disputar luego de ocho años.

Sin dudas que desde que desembarcó Eduardo Domínguez, el Sabalero se acostumbró a los grandes resultados deportivos, como ser uno de los grandes animadores del torneo pasado hasta el final, pelear por las principales copas internacionales e incluso ganar el Clásico en terreno enemigo, cuestión que un elenco rojinegro no lograba desde hacía mucho tiempo.

LEER MÁS ►► Arrolla en los complementos

De hecho, desde que Domínguez es el DT, Colón solamente perdió tres partidos por el Torneo de Primera División (Temperley, Gimnasia y Racing en el certamen 2016) y uno por Copa Argentina (Huracán). Incluso se mantiene invicto en la Superliga, cuando solamente quedan dos partidos para el receso.

Pero a la par de todas las satisfacciones deportivas los hinchas y los dirigentes debieron convivir permanentemente con los rumores acerca del entrenador. Primero se lo nombró como firme candidato a suceder a Marcelo Gallardo en River, cuestión que se desvaneció luego que el Muñeco le manifestara a los candidatos a presidente que su intención era permanecer en el club.

En tanto, también se lo mencionó en Independiente cuando se informó desde Avellaneda que Ariel Holan tenía pensado ir a dirigir a México luego que fuera amenazado por un reconocido barrabrava. Además, se mencionó que figuraba en carpeta de Racing para suceder a Diego Cocca y que también está en los planes de Vélez, que acaba de elegir nuevo presidente.

LEER MÁS ►► Colón tiene otra alerta amarilla

La incertidumbre fue en aumento cuando en las últimas horas se informó que José Vignatti se había comunicado con Domínguez para manifestarle su intención de hacer uso de la opción de prórroga de su contrato por seis meses mas, a lo que el DT supuestamente le había respondido que su abogado le dijo que el plazo para hacerlo estaba vencido.

Sin embargo, todo esto quedó al margen luego que se conociera que el DT firmó la prórroga de su contrato, luego que los dirigentes sabaleros hicieran uso de la renovación automática que tenían a favor por seis meses más, por lo que Domínguez se quedará en el Sabalero como mínimo hasta junio de 2018, lapso en que terminará de dirigir al equipo en la Superliga, estará al frente en el Clásico Santafesino que se jugará en febrero en el 15 de Abril y también afrontará el gran desafío que significará la Sudamericana 2018.