El historial entre Colón y Godoy Cruz tiene una particularidad, ya que los nueve partidos que se jugaron en Primera División en la ciudad de Mendoza no tuvo empates. Cinco triunfos para el Tomba y cuatro para el Sabalero.

Estadísticas muy parejas, más allá que de los últimos cuatro enfrentamientos, en tres se impuso el conjunto mendocino. La última vez que el conjunto rojinegro festejó en el Malvinas Argentinas fue por el Torneo 2015 y ese día Colón aseguró su continuidad en Primera División.

El elenco santafesino peleaba con Nueva Chicago por mantener la categoría y el viernes 30 de octubre del 2015 Colón superó a Godoy Cruz por 3 a 1 con dos tantos de Cristian Guanca y uno de Mauricio Sperduti, en tanto que Jaime Ayoví anotó para el Tomba.

Con ese triunfo, Colón selló su permanencia en Primera División y luego terminó clasificando a la Liguilla Presudamericana, aunque luego no pudo meterse en la Copa dado que fue eliminado por Belgrano. Aún así cumplió el objetivo más importante.

LEER MÁS ►► Colón, ante un partido clave en Mendoza

Por su parte, la última vez que se vieron las caras en Mendoza fue goleada en favor de Godoy Cruz por 4 a 1 por el Torneo de 2016 que se dividió en dos zonas. El Sabalero llegaba invicto con tres triunfos seguidos (Arsenal, Quilmes y Belgrano) y jugando en un nivel superlativo.

Incluso el equipo rojinegro arrancó ganando con gol de Sperduti, pero el combinado local lo dio vuelta y le propinó la primera derrota en el certamen y terminó siendo un punto de inflexión dado que luego de ese traspié, acumuló dos derrotas más en fila.

El del lunes sin dudas será un partido vital para las aspiraciones de Colón de clasificar a una Copa ante un rival directo, el elenco dirigido por Eduardo Domínguez no tiene margen de error y es por eso que el triunfo se hace imperioso. Dejar puntos en Mendoza, sería comenzar a resignar posibilidades y eso para un plantel con buen recambio como tiene Colón sería un fracaso.