Sin dudas que este miércoles por la noche se conoció una muy buena noticia para los hinchas sabaleros que están en Brasil y para aquellos que llegarán este jueves, ya que en la cena de camaradería que se celebró entre los dirigentes del San Pablo y de Colón se confirmó que el club paulista recibirá a todos los hinchas que se acerquen al estadio.

Recordemos que Colón gestionó para vender las entradas en Santa Fe pero no se lo permitieron y por eso únicamente se podían adquirir en tierras brasileñas. Así fue que se desató cierta incertidumbre ya que apenas había a disposición 3.340 entradas para los simpatizantes rojinegros y se temía que podía llegar a haber más hinchas y que algunos podían quedarse sin observar el partido.

LEER MÁS ►► "Lo más importante es que Correa está para jugar"

Pero en la cena el presidente del San Pablo le confirmó a José Vignatti que no habrá ningún problema y que todos los hinchas de Colón que estén en San Pablo podrán ingresar al Morumbí a alentar a su equipo. En consecuencia no existirá restricción de tiques en una medida por demás de acertada y que lleva tranquilidad a todos los hinchas que vivirán un acontecimiento histórico.