Llegó con la chapa de haber jugado en la Juventus y en otros equipos del fútbol europeo, además de ser integrante del seleccionado paraguayo. Sin embargo, en los comienzos le costó adaptarse al fútbol local y por eso su rendimiento no fue el mejor. Pero con el correr del tiempo, Marcelo Estigarribia comenzó a mostrar su jerarquía y hoy es titular indiscutido en el equipo sabalero.

Luego de superar al San Pablo y empatar frente a Tigre, el volante guaraní se refirió al presente del equipo, pero además habló sobre el presente que está atravesando y también opinó respecto a la posición en la que se siente más cómodo.

"Lo importante es que al que le toca jugar dé el máximo. Por suerte somos un plantel frondoso de 28 jugadores y tratamos de estar a la altura de lo que exige la competencia. Ahora se viene un rival complicado como Atlético de Tucumán que en su cancha se hace fuerte y en consecuencia debemos estar concentrados y no cometer los errores que por allí cometimos en el último partido con Tigre", fueron las primeras palabras del mediocampista.

Consultado sobre si le interesaba más sacar resultados o jugar bien respondió: " Me interesa primero ganar, pero para hacerlo ademas de tener suerte debés tener una idea de juego y a eso apuntamos. Lo primordial es sacar resultados, obviamente que lo ideal es jugar bien y ganar, pero no siempre se puede hacer. Nos costó bastante en estos tres o cuatro partidos, en la serie con San Panlo no tuvimos volumen de juego, pero jugamos de manera inteligente y pasamos. Con Patronato en el segundo tiempo mejoramos y con Tigre mostramos varios déficits sobre todo en el primer tiempo y apuntamos a corregir esas cuestiones".

Respecto a su presente futbolístico y a la posición en la que se siente más cómodo expresó: "En los últimos partidos jugué mas como interno que por la banda y me siento mas cómodo jugando con un volante como Matias (Fritzler) o el Polaco (Bastía) que te dan mucha cobertura y te permiten ir al ataque. Me siento a gusto dentro de la cancha, pero lo fundamental es ayudar al equipo. Hace seis meses era uno de los mas criticados, por decirlo en el buen sentido (risas) pero siempre trabajé de la misma manera".

Para luego agregar "Por ahí ahora se me dan las cosas, no me siento inamovible, pero sí importante dentro del plantel, el fútbol es muy dinámico, hoy estas arriba y mañana abajo, por lo cual no hay margen para relajarse. Todo es más fácil cuando tenes la confianza del DT y de los compañeros. El partido con el San Pablo fue muy estresante desde lo mental, por eso nos costó al partido siguiente. Sabíamos que Tigre era un rival complicado, que se agrupaba bien en el medio y con jugadores de buen pie, pero ese partido ya pasó y ahora debemos pensar en ganarle a Atlético de Tucumán".