Colón
Miércoles 06 de Junio de 2018

La cumbre entre Colón y el Leverkusen cerró sin acuerdo

José Vignatti se reunió con emisarios del conjunto alemán para tratar la devolución que el Sabalero debe hacer de los 3.200.000 euros a los que se comprometió por el pase de Lucas Alario

En el mercado de invierno del año pasado, Bayern Leverkusen decidió ejecutar la cláusula de rescisión que Lucas Alario tenía en River que alcanzaba los 18.000.000 de euros (24.000.000 de euros brutos). El Millonario tenía el 60% de la ficha del goleador, mientras que el 40% restante pertenecía a Colón, aunque la entidad de Núñez tenía la posibilidad de quedarse con el 100% de la ficha en junio de 2018 si pagaba 1.400.000 dólares.


Los alemanes llegaron con la firme intención de llevarse al delantero santafesino, aunque no estaban dispuestos a desembolsar los 18.000.000 de euros de la cláusula de salida. Por eso fue fundamental el papel que jugó Colón, con una gestión clave de Pedro Aldave (representante de Pipa) para que la operación se pueda cristalizar.


De esta manera el Sabalero acordó mediante la firma de un contrato, con la venia de la jueza Ana Rosa Álvarez (atendía el concurso de Colón), devolver 3.200.000 euros para que Bayern se pueda quedar con Alario. El Sabalero además tenía que pagarle un porcentaje a San Lorenzo de Tostado, club de donde surgió futbolísticamente el atacante.

El presidente José Vignatti viajó a Alemania para tratar la devolución del dinero, aunque antes de reunirse pasó por la sede que la FIFA tiene en Zúrich para interiorizarse de las consecuencias que una negativa a realizarlo podría traerle a la institución. A pesar de que ofreció diferentes posibilidades para efectivizar el pago de los 3.200.000, que incluía jugadores, no hubo acuerdo.


Lucas Alario.jpg

La semana pasada surgió la información de que un abogado, junto a un grupo de emisarios del Leverkusen viajarían a Buenos Aires para juntarse con Vignatti, quien mediante una carta intentó postergar el encuentro informando que viajaría a Alemania en los próximos meses. Finalmente, los alemanes hicieron caso omiso y llegaron a nuestro país.

Finalmente, este martes se juntaron en Buenos Aires, y a pesar que se realizó en buenos términos, no hubo acuerdo. Por lo tanto, quedaron en reunirse nuevamente hoy para intentar llegar a un final feliz, aunque vale aclarar que Bayer se mostró inflexible y pretende que se cumpla lo que estaba pactado.


Los alemanes no solamente pretenden que se les devuelva los 3.200.000 euros, sino que se haga con los intereses por la no efectivización del pago en el tiempo convenido. Vale recordar que Leverkusen amenazó con acudir a la FIFA en caso de no llegar a un acuerdo.

Por su lado, cada vez que fue consultado, el máximo titular sabalero manifestó que una vez que concluya el negocio con los alemanes le informaría a los socios los términos del mismo. Sin embargo, lo único que se atrevió a deslizar es que el dinero ya fue destinado a pagar las deudas para salir del salvataje deportivo.