Colón
Lunes 11 de Diciembre de 2017

La puerta quedó entreabierta

Eduardo Domínguez manifestó su deseo de continuar en Colón, pero también no quiso asegurar su permanencia dando a entender que hay cosas por charlar con la dirigencia.

Luego de la caída frente a Talleres, el técnico sabalero Eduardo Domínguez habló en conferencia de prensa y no aseguró su continuidad al frente de Colón. Si bien es cierto que manifestó su deseo de permanecer en Santa Fe, también fue cauto ya que hay varias cuestiones por dialogar con la dirigencia.

Si bien existen algunas diferencias económicas respecto a la renovación del contrato, la realidad indica que el foco está está puesto en lo que pretende el DT respecto a la logística que necesita el plantel y también la llegada de algunos refuerzos.

Sabe Domínguez que para disputar la Copa Sudamericana y el torneo local necesita del compromiso de todos y eso quiere dejarlo claro desde un primer momento. No en vano el técnico en este torneo pidió viajar en avión en cada cotejo que dispute Colón como visitante.

Y eso venía sucediendo hasta el encuentro ante Atlético de Tucumán en donde debieron irse en micro. Eso sin dudas terminó molestando a Domínguez ya que hasta último momento no se sabía con certeza como sería el viaje, ante la demora en las gestiones por parte de los directivos.

Precisamente esas cuestiones son las que pretende solucionar el cuerpo técnico dado que el equipo tendrá un calendario apretado jugando la Superliga y la Sudamericana y eso requiere de una logística importante para no dar ventajas.


Aún así existen algunas diferencias económicas en el contrato que percibe Domínguez. Recordemos que cuando se hizo cargo del plantel firmó un contrato por un año con una renovación automática de seis meses en la que percibiría una mejora.

Colón ejecutó esa cláusula, pero el DT aún no firmó esa prorroga del vínculo más allá de la intención por parte de José Vignatti quien hace ya varios días le acercó el contrato para que ponga el gancho. Si bien el propio Domínguez dijo que la cuestión económica no es prioritaria, se sabe que pretende percibir más de lo que estaba estipulado en la prórroga.

Como así también desea cuatro refuerzos importantes para afrontar la doble competencia y mantener al plantel actual. En su momento uno de los jugadores apuntados fue Emanuel Gigliotti, antes que el Puma comenzara a marcar goles decisivos. Hoy es imposible su vuelta a Colón habida cuenta de su rendimiento con la camiseta del Rojo.

Pero ese nombre marca el rumbo que pretende darle Domínguez al armado del plantel y es allí donde debe ponerse de acuerdo con Vignatti. Por lo cual, los próximos días serán claves para comenzar a acercar posiciones y llegar a un final feliz.

Por lo pronto el plantel debe presentarse el jueves 4 de enero en el predio para comenzar con los trabajos de pretemporada que se realizará en nuestra ciudad. Teniendo en cuenta que la reanudación de la Superliga se dará el último fin de semana de enero cuando el Sabalero visite a Boca en la Bombonera casi con seguridad el domingo 28.