El viernes de manera extraoficial se confirmó que Eduardo Domínguez dirigirá ante Racing su último partido como entrenador sabalero. Más allá de tener un año más de contrato (junio del 2019) el técnico entendió que el proyecto deportivo estaba agotado y los directivos también coincidieron en ese diagnóstico.

Por ello, el presidente rojinegro este lunes viajó a Buenos Aires para observar el partido ante Racing, pero también mantendrá algunas conversaciones y comenzará a averiguar condiciones para el sucesor de Domínguez.

Cuando Vignatti asumió como presidente en junio del 2016 el primer técnico que buscó fue Paolo Montero quien venía de dirigir a Boca Unidos. Se trataba de un entrenador joven (en ese momento tenía 44 años) y con poca experiencia, más allá de su notable y extensa carrera como futbolista.

Cuando el uruguayo decidió renunciar de manera intempestiva, el apuntado fue Eduardo Domínguez que venía de dirigir a Huracán. En este caso con algo más de trayectoria en el banco que Montero pero con menos edad (38 años).

LEER MÁS ►► Colón juega a todo o nada ante Racing por un lugar en la Sudamericana

Es decir apuntó a entrenadores de la nueva camada y en este caso no sería la excepción, aunque quizás no haya que descartar un DT de experiencia, que en su momento sonó por el lado de Colón como lo es el Ruso Ricardo Zielinski de 58 años y quien aún no definió su continuidad en Atlético de Tucumán.

Otro de los nombres potables y que sí cumpliría los requisitos que pretende la directiva es el de Pablo Lavallén de 45 años quién luego de la derrota de Belgrano ante Temperley renunció a su cargo. El ex-lateral de River arrancó como técnico en San Martín de San Juan, pasó por Atlético de Tucumán y lo último que dirigió fue al Pirata.

Por su parte no habría que descartar a Sebastián Battaglia de 37 años que tuvo su debut como entrenador dirigiendo a Almagro. Estuvo muy cerca de ascender a Primera División pero en una semana perdió las tres chances y decidió renunciar. En su paso por el Tricolor ganó tres partidos, perdió dos y empató dos. Tiene una enorme trayectoria como futbolista vistiendo la camiseta de Boca, pero indudablemente que poca experiencia como DT.

Esteban Fuertes hace poco declaró públicamente que le gustaría tener la chance de dirigir a Colón, si bien cuando se retiró dijo que nunca lo haría para no poner su prestigio y cariño en juego, cambió su decisión y luego de su paso por Fernández Vial de Chile tiene ganas de calzarse el buzo.

El Bichi de 45 años debutó como DT en Huracán Las Heras y su último paso fue en el club chileno aunque no pudo sentarse en el banco de suplentes porque no logró validar su título como entrenador. Se mencionó que hasta podría tratarse de una dupla técnica junto a Adrián Bastía si es que el Polaco se retira del fútbol.

Cuando se dilataba la continuidad de Domínguez a fines del 2017, también se mencionó el nombre de Martín Palermo, aunque el ex-goleador de Boca continúa trabajando en Unión Española de Chile.

Mientras que otro entrenador que reúne el perfil que busca la dirigencia sabalera es el de Juan Manuel Azconzábal de 43 años quien tuvo su último paso en Huracán, pero que antes dirigió a Estudiantes, San Martín de San Juan y Atlético de Tucumán con muy buenos resultados.

Así las cosas, son varias las alternativas que tiene a mano Vignatti y que intentará cerrar para que sea el reemplazante de Domínguez. El tiempo juega a su favor, ya que ahora vienen las vacaciones y luego la pretemporada. Se busca un técnico joven, pero tampoco habría que descartar a uno de experiencia como Zielinski. Lo único concreto entre tantas conjeturas, es que la carrera por la sucesión ya arrancó.