En Colón las aguas se sacudieron un poco con la noticia de que Bayer Leverkusen tendrían pensado tomar medidas si no se efectua el pagado del dinero estipulado inicialmente por la venta de Lucas Alario. Como ya se sabe, River tiene lo que le corresponde, al igual que el Sabalero, sin embargo el presidente, José Vignatti, resaltó que "aún hay cosas por arreglarse", porque hay puntos "que no están del todo claros".

LEER MÁS: Bastía: "Colón se está haciendo cada vez más grande"

Ante esto, algunos ganaron en tranquilidad y otros, todo lo contrario, se preocuparon. Se tiene prevista una reunión entre el mandamás rojinegro y el apoderado del club bávaro para intentar resolver esta situación, que ya se dilató demasiado. Pero este viernes hubo una buena noticia para la institución: la licencia de Superliga para la próxima temporada.

Esto quiere decir que pasó algunas de las reglamentaciones impuestas con antelación, generando una bálsamo puertas adentro. Así y todo, la carta viene con un par de observaciones. Por ejemplo una multa de 500 entradas por "infracción a la integridad de la competencia" y que debía hacerse efectivo en "los 60 días corridos" . Esto apunta a los hechos sucedidos el pasado 7 de abril ante Vélez, cuando los barras arrojaron tres bombas de estruendo al campo de juego.

LEER MÁS: El delantero Emanuel Dening fue ofrecido a Colón

Pero además hubo algo que llamó la atención y fue que el club "no cumplió con los criterios C": Programa de Formación y Responsabilidad social; fecha del cierre del ejercicio y "director deportivo". ¿Acaso le impone incorporar a una persona para que se dedique a esta última función?

Hoy tener un mánager o secretario deportivo, como también se lo llama, se está haciendo muy común en la Argentina. Pero José Vignatti desde el primer momento no quiso saber nada con ese puesto, porque entiende que con su tarea y la de sus pares de comisión directiva es suficiente. Entonces es extraño que esté apuntado esto por parte del organizador del certamen superior nacional.

Es algo que por lo menos genera incertidumbre, más que nada pensando que el inicio de la próxima campaña está a la vuelta de la esquina y el plantel retomará los trabajos el 7 de junio. ¿Deberá sumar Colón un secretario deportivo?