Colón viajó con destino a Santa Fe ni bien terminado el encuentro de este lunes en Tucumán ante Atlético, con quien perdió 2-0 dejando en el camino un invicto de 10 jornadas. Sin dudas que esto caló hondo en el grupo, que estaba poco habituado a estas situaciones y por eso el entrenador, Eduardo Domínguez, trató de ponerle paños fríos para hacerles entender que era algo que alguna vez pasaría.

En consecuencia, determinó que se retomen este martes por la tarde los entrenamientos en el predio con el fin de pasar el mal sabor y ya mentalizarse en el duelo del domingo, a las 17 y en el estadio Brigadier López, ante Talleres en su última función del año. El objetivo pasa por dar vuelta la página y revitalizar al plantel. En este sentido, el DT tiene varias cosas en claro y una duda.

LEER MÁS: La Reserva sumó una nueva derrota

No podrá contar con Matías Fritzler, quien llegó a la quinta amarilla, y con el expulsado Tomás Chancalay. En consecuencia, deberá pensar quiénes serán sus reemplazantes. La incógnita está dada en si podrá estar Diego Vera, quien no pudo jugar contra el Decano por una molestia en uno de sus gemelos. Es así como las próximas horas serán fundamentales para tener un diagnóstico de su condición.

LEER MÁS: "Alguna vez nos iba a tocar perder"

Después, en el terreno de las especulaciones en cuáles pueden ser los once ante el elenco cordobés, se puede nombrar a una posible vuelta de Clemente Rodríguez al lateral izquierdo, como la inclusión de Adrián Bastía como volante central, aunque pensar en quién podría estar en lugar de Chancalay ya es más complejo. Esto atendiendo a que Domínguez podría incluir a otro volante o bien mandar a otro punta para jugar con un 4-4-2.

LEER MÁS: "Era la única salida para ordenar el club"

Para ello serán fundamentales las prácticas de este jueves y viernes para tener una idea más clara o, al menos, pistas que den indicios de los protagonistas que estarán el domingo en el Brigadier López.