Este miércoles Colón volvió a los entrenamientos para comenzar con la pretemporada que se desarrollará desde el sábado en la ciudad de Salta por espacio de una semana.

Pero el inicio de la actividad se llevó a cabo en el predio por la tarde y luego de la práctica Pablo Lavallén habló unos pocos minutos con la prensa que aguardaba afuera del predio.

"Volviendo de las vacaciones y preparándonos para la pretemporada, mañana (jueves) y el viernes entrenaremos por la mañana y luego viajaremos en micro a Salta. En estos dos días evaluaremos cuantos jugadores llevaremos a la pretemporada y si sumamos algún juvenil más. Lo analizaremos conforme a lo que pase estos días, ya que pueden pasar un montón de cosas", dijo en sus primeras palabras.

Consultado por las ausencias sin permiso de Leonardo Burián y Leonardo Heredia respondió: "Esos son temas que maneja la directiva, algunas cuestiones la hablamos en Buenos Aires, pero son temas que como cuerpo técnico no debemos evaluar ya que es algo dirigencial".

De la llegada de los refuerzos apuntó: "Estoy dejando que los directivos trabajen tranquilos ya van llegar. Lo importante es que los ví muy bien y contentos a los jugadores, ya que se logró lo que queríamos en el semestre pasado y ahora empieza una nueva etapa. Y con el resultado puesto las expectativas son mucho mejores".

Por último cuando le preguntaron si lo sorprendió la sanción de dos fechas  a Fernando Zuqui opinó: "Sí y no, diría que sí porque analizando la acción no hay agresion por parte de Zuqui. Pero teniendo en cuenta el contexto del partido y que hubo una supuesta mano que terminó perjudicando a River de Uruguay. Por lo cual, sacarle la suspension a Zuqui hubiese sido tirarle kerosene al fuego. Una cosa compensa a la otra, pero lamentablemente perdimos a un jugador esencial".