En la conferencia de prensa después del empate del domingo ante Rosario Central, por la ida de los cuartos de final de la Copa Santa Fe, el entrenador de Colón, Eduardo Domínguez, reconoció que este lunes el presidente, José Vignatti, tenía programada una reunión para la negociación de un marcador central. A partir de allí comenzó el operativo para averiguar de quién se trataba, ya que el DT no dio mayores detalles, haciendo la salvedad de que descartó de plano a Marco Torsiglieri.

Justamente en las últimas horas del lunes se conoció que el Sabalero había llegado a un acuerdo con Tigre por Erik Godoy, de último paso a préstamo por Belgrano. Por lo que se pudo saber, sería en un intercambio directo con Diego Vera, aunque algunas versiones indican que no sería tan así sino más bien una cesión del delantero. Será cuestión después para que el presidente rojinegro dé detalles más claros al respecto.

LEER MÁS: Domínguez pondrá toda la carne al asador por Copa Argentina

De esta manera, se ocuparía el lugar que dejó vacío Germán Conti, aunque no sería el nombre de "jerarquía" que se pretendía. Lo que quizás terminó cambiando la escena ahora es el hueco que queda en el ataque. El técnico no quería a un hombre de ataque, pero ahora el panorama no es el mismo, pese a que este martes resaltó que es momento para darle lugar a los chicos del club.

Dejando en claro que el titular indiscutido es el cordobés Javier Correa, los otros que pelean por un lugar en la consideración son Alan Ruiz (que para Domínguez también puede jugar de nueve), Tomás Chancalay, Nicolás Leguizamón, Tomás Sandoval, Juan Cruz Zurbriggen y Lautaro Saravia.

LEER MÁS: Domínguez: "Faltan los volantes que pretendemos"

Viruta Vera había perdido mucho terreno en la consideración de Domínguez y eso quedó ratificado cuando Correa se desgarró, ya que después de la pobre actuación que tuvo ante Belgrano, directamente lo pintó y el que se metió para jugar de "falso nueve" fue Alan Ruiz. La idea no resultó de la manera esperada, porque el equipo careció de profundidad y por eso no pudo ante River y Vélez.

LEER MÁS: Diego Vera: triste y solitario final

Desde el inicio de la pretemporada, Domínguez viene insistiendo en darle lugar a los valores del club y por eso cada uno de ellos recibieron una inyección motivacional diferente y que los invita a jugársela por tener también un lugar. Es complicado saber cómo es el orden.

Chancalay le brinda al cuerpo técnico la versatilidad de moverse por los costados y retrasarse para tomar contacto con la pelota. A los 19 años, tiene un importante potencial que se quiere explotar después de su paso por la Selección Argentina Sub 20. Es una opción como acompañante, pero no tanto como único punta.

Leguizamón, de 23 años, parecía que se adueñaba de la titularidad cuando había gestado una buena dupla con Diego Vera en la primera etapa de Eduardo Domínguez, pero después fue decayendo en su rendimiento a punto tal de, en muchas ocasiones, quedar al margen de los concentrados. Se rumoreó con que tuvo un cruce con Domínguez y que eso lo sacó de plano, pero luego volvió al césped y ahora nuevamente renovó su confianza con la actual pretemporada.

Tomás Sandoval, de 19 años, es el diamante en bruto del que se espera más. Algunos dicen que es el típico goleador de raza, pero no tuvo la cantidad de partidos necesarios para demostrarlo. Las lesiones le jugaron mucho en contra a decir verdad: primero con una inflamación que lo sacó de las canchas por varios meses, y ahora sufrió en un amistoso contra la Reserva un traumatismo que lo paró un poco. De igual modo, es un referente de área que el técnico tiene en cuenta.

LEER MÁS: Colón se sube al club del trueque

Después vienen los pibes Zurbriggen, de 18 años, y Saravia, de 20 años, que ya tienen dos pretemporadas con el plantel de Primera División y de a poco se van adaptando a un ritmo realmente superior. Tienen buenos números en Reserva y Domínguez los sigue atentamente. Más que nada al primero, que ya sumó minutos en uno de los partidos por Copa Santa Fe. Quedará en ellos convencer al estratega de Colón.

Entre estos pibes está hoy el sustituto de Diego Vera. Está más que claro que los dirigentes buscarán un atacante más, pero ellos son los que le dan opciones en el presente a Domínguez en el Sabalero.