Este domingo era el día para que Mauricio Pinilla arribara al aeropuerto de Sauce Viejo y sea presentado en conferencia de prensa como nuevo refuerzo sabalero. Sin embargo, a las 16.13 la dirigencia sabalera a través de la secretaría de prensa, comunicó que el futbolista llegaría directamente este lunes a Buenos Aires y allí se sumaría al plantel en la previa al viaje a San Pablo.

Pero horas después se conocería realmente el motivo por el cual se canceló el vuelo y que precisamente el goleador decidió quedarse en Chile luego de una charla que mantuvo con su familia, aunque se dice que fue su esposa la que se negó a venir a Santa Fe.

Los detalles de la negociación fueron cambiando en estas horas. A las 11 de la mañana, José Vignatti en el Hotel de Campo comenzó a negociar con los representantes del jugador, pero había diferencias en cuanto a los impuestos, dado que Colón no quería hacerse cargo de los mismos.

LEER MÁS ►► ¡De locos! Se caería el pase de Pinilla porque su entorno no quiere venir a Santa Fe

No obstante, aproximadamente a las 17.30, se llega a un acuerdo económico, previamente se había suspendido la conferencia estipulada para las 18. Inmediatamente Mauricio Valenzuela, representante de Pinilla, se comunica con el jugador y allí le manifiesta que iba a viajar este lunes directo a Buenos Aires y que allí haría todos los papeles, los trámites de migraciones.

Pero en esa charla, es que Pinilla le manifiesta que se va a quedar en la Universidad de Chile, ya que su esposa no quería venirse a vivir a Santa Fe. De esta manera, Colón nada puede hacer, ya que se trata de una decisión familiar. Los dirigentes afinaron el lápiz, realizaron un esfuerzo económico importantísimo, pero a último momento la operación se descartó en un domingo frenético que no tuvo un final feliz.