Una marea sabalera llegó hasta San Pablo. Miles de hinchas dejaron algunas de sus ocupaciones en Santa Fe y otros se tomaron vacaciones para acompañar a Colón, en el histórico encuentro de ida de los 16° de final de la Copa Sudamericana ante el emblemático equipo brasileño.

LEER MÁS: Habrá entradas para todos los hinchas sabaleros

Durante las últimas horas, el número de simpatizantes se incrementó ostensiblemente, a punto tal de saberse que sobre los minutos previos al duelo será realmente importante. En primera instancia el club paulista había habilitado poco más de 3.300 localidades, algo que sembró preocupación en la gente, ya que se espera que acudan más de 5.000 almas rojinegras.

De igual modo, los dirigentes garantizaron la presencia de todos. Esto fue confirmado después de la cena de camaradería con los dirigentes de San Pablo en la noche de este miércoles. Amén de estos detalles, algo importante se vivió y se vive en la ciudad más grande de Sudamérica: cientos de hinchas se acercaron hasta el hotel Transamérica donde se aloja el plantel para un "banderazo" en apoyo a los jugadores, que están muy concentrados.

Inicialmente fueron un puñado, pero a medida que fueron pasando los minutos, ya cerca del mediodía el marco era multitudinario. Un poco de calor para plasmar la pasión que genera este deporte, mucho más en los simpatizantes sabaleros, que cumplen un papel preponderante en esta nueva gesta histórica.