Colón escribió otra página dorada de su rica historia, este jueves en el Morumbí, donde derrotó a uno de los colosos de América como lo es San Pablo, que en sus antecedentes tiene como antecedente la triple corona continental y también la triple corona a nivel mundial.

Eduardo Domínguez apostó a un inteligente sistema, que se basó en controlar el potencial de su rival, a quien minimizó a la mínima expresión y estuvo lejos de ser el temible del Brasileirao, donde marcha en la segunda posición, invicto como local y a dos puntos del líder Flamengo.

LEER MÁS ►► ¡La leyenda continúa! Mirá el golazo de Fritzler para el triunfo ante San Pablo

La que se escribirá en Santa Fe será una nueva historia. Es que los paulistas están en condiciones de revertir la llave y quedarse con la clasificación a octavos de final, algo que buscará impedir el Sabalero haciendo valer el mote de Cementerio de los Elefantes para su estadio.

Pero sea cual fuere el resultado en el Brigadier López, lo que realizó el Sabalero en el Morumbí quedará marcado a fuego no solo en el corazón de los hinchas rojinegros, sino también en el fútbol argentino, ya que es el primer equipo de nuestro país que derrota al Tricolor en ese mítico escenario.

LEER MÁS ►► La eficacia en su máxima expresión

Los paulistas fueron al estadio a ver otra actuación sublime de su equipo y se tuvieron que ir con un festejo de 5.000 almas sabaleras que superaron largamente el espacio que les habían destinado antes del encuentro. Los relatores que siguen la campaña de San Pablo no podían creer lo que estaban viendo, y quedaron atónitos ante el terrible zapatazo de Matías Fritzler que se clavó en el ángulo y que será recordado por siempre por todos los hinchas rojinegros.