Está claro que a Colón jugar de visitante le sienta bien, al menos eso lo reflejan las estadísticas a lo largo del 2018. Por la Superliga, el Sabalero disputó nueve encuentros obteniendo cuatro victorias (Newell's, Olimpo, Chacarita y Racing), tres derrotas (Boca, Godoy Cruz y Belgrano) y dos empates (Unión y Patronato).

Pero a eso habría que sumarle los encuentros que jugó por la Copa Sudamericana, en los que ganó ambos, ante el Zamora y el San Pablo. Así las cosas, el total indica que fueron 11 los cotejos que protagonizó el elenco rojinegro fuera del Brigadier López, sin contar el empate ante Deportivo Morón por Copa Argentina, dado que fue en campo neutral.

En consecuencia, de los 11 partidos, Colón ganó seis, empató dos y perdió tres. Es decir que obtuvo 20 puntos sobre 33 en juego con una eficacia del 60,6%, significativa en condición de visitante. Por lo cual es obvio que Colón por su estilo de juego no merma su rendimiento cuando sale de su casa.

LEER MÁS ►► Eduardo Domínguez apuesta un pleno por Nicolás Leguizamón

Este viernes ante Atlético de Tucumán, el Sabalero intentará ratificar su chapa de equipo complicado y sólido en defensa, pese a que en teoría Eduardo Domínguez pondrá en cancha una formación más ofensiva con un enganche y dos puntas.

La última derrota como visitante fue la caída ante Belgrano por 1 a 0 y luego de eso encadenó dos triunfos (Racing y San Pablo) y un empate (Patronato). De hecho dos de las tres derrotas que sufrió fueron ante el campeón (Boca) y el subcampeón (Godoy Cruz), este último en el final del cotejo.