Colón
Sábado 25 de Noviembre de 2017

Los números impactantes de Eduardo Domínguez en el banco sabalero

Desde que asumió como técnico sabalero, el equipo jugó 26 partidos de los cuales ganó 13, igualó 10 y apenas perdió tres. Y como local, Colón disputó 15 encuentros, con siete triunfos, siete empates y una caída.

Ni el más optimista de los hinchas hubiese imaginado la campaña que viene realizando Eduardo Domínguez al frente del plantel sabalero. Si bien el DT venía de un buen paso por Huracán, nada hacía presagiar semejante rendimiento en el banco rojinegro.

Con un perfil bajo, palabras medidas y respuestas cortas y muy alejadas de las polémicas, el barbado entrenador fue convenciendo a sus jugadores de que había material como para aspirar a cosas importantes peleando arriba. Y el mensaje llegó rápidamente para hilvanar una serie de siete triunfos consecutivos que le permitió a Colón clasificar a la Copa Sudamericana y volver al plano internacional.

Pero no se trató de una racha, ya que una vez que pasó ese momento exitoso, el equipo mostró algunos altibajos pero jamás dejó de ser competitivo. Si hay un rasgo que distingue a Colón es justamente esa postura de nunca bajar los brazos aún en los momentos adversos hasta convertirse en un adversario complicado para cualquier equipo.

Y los resultados así lo demuestran, porque desde la asunción de Domínguez Colón jugó 26 partidos por el torneo local en los cuales consiguió 13 triunfos, 10 empates y apenas tres derrotas. Es decir consiguió 49 puntos sobre 78 en juego con una eficacia del 62,8%.

Por otra parte, si se analizan los números en condición de local, Colón jugó 15 encuentros bajo la conducción de Domínguez obteniendo siete victorias, igual número de empates y una derrota. Cosechó 28 unidades sobre 45 con un porcentaje del 62%.

Las tres derrotas fueron en la temporada pasada cuando cayó como visitante frente a Temperley por 3 a 0, luego llegaría la única caída en el Brigadier López ante Gimnasia de La Plata por 2 a 1 y la última fue ante Racing por 1 a 0 fuera de casa.

De esta manera y si se toma en cuenta el empate como local ante River (0 a 0) por la última fecha del certamen anterior, se podrá mencionar que por el torneo doméstico el Rojinegro acumula 11 partidos sin conocer la derrota. Algo realmente complicado de conseguir en un fútbol tan competitivo como el nuestro en donde cualquiera le gana a cualquiera.

De allí el enorme mérito por parte del cuerpo técnico que conduce Domínguez, aun cuando el equipo no juegue bien y esté lejos de lucir o ser estético a la vista de todos. Para ser competitivo hay que sacar resultados dijo el DT en la conferencia de prensa luego del triunfo ante Tigre y razón no le falta.

Colón anda por ese camino y lo está recorriendo con mucha autoridad, peleando en los primeros puestos y siendo el único invicto de la Superliga: son muchos los argumentos para sostener que el trabajo de Domínguez es absolutamente irreprochable y que resultó un enorme acierto de la dirigencia encabezada por José Vignatti buscarlo en un momento complicado cuando Paolo Montero pegó el portazo.