Los primeros día de pretemporada que viene realizando Colón no se caracterizan por la presencia de caras nuevas en cuanto a refuerzos. Pero sí hay dos jugadores que por primera vez entrenan con el plantel de Primera División y que fueron promovidos por Eduardo Domínguez.

Ellos son Juan Cruz Zurbriggen (categoría 2000) y Lautaro Saravia (categoría 1998), ambos delanteros, aunque en el caso del primero por características es un jugador de área, en tanto que el segundo es una especie de media punta ya que también asiste a sus compañeros.

Zurbriggen es oriundo de Estación Clucellas y dio sus primeros pasos en el Club Libertad, de su pueblo natal, luego -en 2013- tuvo su primer año de inferiores de Primera B de Liga Rafaelina, jugando para Florida de Clucellas. En realidad, en esa época jugaba los sábados con Florida y los domingos con Sportivo Libertad que era el dueño del pase- en el Grupo C, ya que por ese entonces estaba permitido.

LEER MÁS ►► Un titular indiscutido se pierde el debut en la Sudamericana

En 2014 pasó a Atlético Rafaela, donde estuvo fichado dos temporadas, aunque prácticamente no jugó, al menos en inferiores de AFA. En 2016 recaló en Colón donde al cabo de dos años tuvo buenos rendimientos en séptima y sexta división, para tener el visto bueno de Domínguez. Lo que amerita mencionarse es que su categoría del año pasado no tuvo un buen torneo en AFA, puesto que solamente terminó por encima de cuatro equipos. En lo personal, fue goleador de la sexta con cuatro tantos.

En el caso de Saravia tuvo una destacada participación en el 2017 cuando Colón se consagró campeón de la Liga Santafesina al ganarle la final a Cosmos por 5 a 0. Ese día Saravia marcó dos goles (uno de ellos un golazo) y fue una de las figuras del Sabalero en el torneo. Además también jugó en la Reserva.

LEER MÁS ►► Arrancó la mini pretemporada en Paraná

Y este lunes en lo que fue el primer día de concentración del plantel rojinegro en Paraná llegó el esperado y habitual bautismo. En este caso el que llevó adelante la ceremonia fue el defensor Guillermo Ortiz (uno de los más extrovertidos del plantel) quien con una maquina para cortar el pelo hizo las veces de peluquero pero con la clara intención de dejar a los pibes con un corte por demás de llamativo que generó la risa de todos los presentes.