Por ahora no se fue ninguno de los marcadores centrales que terminaron jugando el semestre. Se renovó el vínculo con Emanuel Olivera (tres años) y en breve se hará lo mismo con Damián Schmidt.

Además continúan Guillermo Ortiz y Andrés Cadavid por quienes no llegó ninguna oferta. Se habló de un interés de Independiente Medellín por el colombiano, pero lo cierto es que no se avanzó. 

No obstante, la idea de Pablo Lavallén es traer un marcador central para jerarquizar el bloque defensivo. Y en ese aspecto la prioridad es Cristian Lema cuyo pase pertenece al Benfica.

Colón debe cobrar un documento por el pase de Germán Conti que rondaría el 1.000.000 de dólares. Y eso es lo que habría ofrecido para quedarse con parte del futbolista. El club portugués lo tasó en 3.000.000 de euros.

Para Lavallén es prioridad, ya lo conoce de su paso por Belgrano y entiende que sería un salto de calidad, además de contar con voz de mando en el bloque defensivo.

Pero no solo Colón lo pretende, se habló del Pachuca de México, pero también Peñarol insiste con tenerlo seis meses más. Lema llegó este año al club uruguayo y terminó siendo figura.

Incluso cuando terminó el torneo charrúa (Peñarol fue campeón) el defensor manifestó su deseo de quedarse hasta fin de año. Lo cierto es que los dirigentes del Aurinegro negocian con sus pares del Benfica para ver si lo pueden ceder a préstamo por un semestre.

No es fácil, ya que la entidad lusa desea venderlo, pero el club charrúa seguirá insistiendo y tiene el visto bueno del futbolista. Pero desde lo económico Peñarol está en desventaja con Colón.

Otro de los nombres que continúa en la carpeta de la directiva rojinegra es el marcador central Lucas Acevedo cuyo pase pertenece a San Martín de Tucumán y tiene un año más de contrato.

El defensor de 27 años tuvo una actuación destacada pese a que el Santo perdió la categoría. Y eso por eso que tiene varias ofertas para emigrar. La de Colón es una de ellas y también lo quieren Rosario Central y Talleres. Aunque el jugador preferiría irse al exterior.

Tiene una cláusula de salida de 350.000 dólares. Una cifra bastante accesible, teniendo en cuenta los valores que maneja el mercado. Aunque los tucumanos quisieran negociarlo por un valor más alto.