Este martes llegó con dos importantes novedades en Colón. Primero con la confirmación de la incorporación del defensor Erik Godoy, en un "intercambio" con Diego Vera, que pasará a Tigre. La otra fue la confirmación de la renovación por una temporada más de Marcelo Estigarribia.

Esto fue oficializado por el club en sus cuentas de redes sociales. Sin dudas, movimientos que le trajeron tranquilidad al entrenador Eduardo Domínguez, que ya estaba impaciente por la falta de resoluciones. Da la sensación que aquel enojo que hizo público después de un entrenamiento causó efecto en los dirigentes. Pero la realidad es que todo se aceleró con la vuelta del presidente José Vignatti de Europa.

LEER MÁS: Domínguez: "Faltan los volantes que pretendemos"

Quizás el DT no estaba tan apurado en torno al marcador central, pero sí por el zurdo paraguayo, por quien venía insistiendo desde que comenzó la pretemporada. Se dilató tanto la cuestión que llegó el 30 de junio y el jugador concluyó su vínculo sin novedades de avances para continuar. Entonces a partir de allí comenzó a tejerse un sinnúmero de especulaciones. Después se logró un acuerdo para que se extienda su permanencia en la ciudad para ver si se podía llegar a un buen puerto, pero ese tiempo también expiró.

De todas maneras, hubo una última gestión del presidente -que argumentó la demora porque el club dueño de su pase no se mostraba de acuerdo con la operación- y por eso en las últimas horas se cristalizó lo que el cuerpo técnico tanto estaba esperando. Lo bueno es que el guaraní está en buena forma física y no necesita de un trabajo especial.

LEER MÁS: Colón se sube al club del trueque

Será cuestión que este miércoles vuelva a entrenar con sus compañeros, sabiendo que el sábado ya se viene el primer encuentro oficial, cuando se mida en Rosario, desde las 20.10, contra Deportivo Morón por los 16° de final de la Copa Argentina.