Matías Fritzler llegó a Colón de la mano de Eduardo Domínguez, quien lo dirigió y fue compañero en Huracán. Rápidamente hizo olvidar a Gerónimo Poblete, el excapitán que se quedó con el pase en su poder y se fue a jugar al Metz de Francia.

Tuvo una gran primera parte de campeonato, donde se dio el lujo también de festejar un tanto frente a San Martín de San Juan. Sin embargo, en la parte final del certamen se sumó al bajó de gran parte del plantel, que agónicamente se terminó quedando con uno de los cupos para disputar la Copa Sudamericana del año que viene.

El Polaco habló con la Oral Deportiva que se emite por La Radio del Fútbol en Santa Fe (FM 96.7) sobre los objetivos que se trazó el equipo en la temporada y de la victoria ante Racing que les posibilitó clasificarse a la Sudamericana. "Era un partido clave, definitorio. Era la última chance. Se nos habían dado un par de resultados, demostrando que para nadie es fácil ganar esta clase de partidos. De los que necesitaban ganar para conseguir algo en la última fecha solo fuimos nosotros los que lo pudimos hacer. Arrancamos con objetivos más altos la temporada, terminamos consiguiendo uno que no es malo. Hay poca diferencia entre los equipos que se clasificaron a la Libertadores y los que lo hicimos para la Sudamericana".

LEER MÁS ►► Lo que tiene que pasar para que siga Alexander Domínguez

Se le preguntó por su función en el equipo y dijo: "A lo largo del torneo jugamos de diferente manera, a veces como cinco solo, otras de doble cinco un poco más adelantado. Me siento bien de las dos maneras, en cada partido es una decisión del entrenador en base a las características de los jugadores que tiene. Tenemos buen material, podríamos haber jugado mejor en varios partidos, en otros lo hicimos muy bien. Redondeamos una campaña que le permite a un club como Colón clasificar por segunda vez consecutivamente a una Sudamericana, que no es poca cosa".

También analizó las dos partes del certamen en cuanto a la producción del equipo y destacó: "Las cosas buenas y malas del equipo fueron las mismas en los dos semestres. No somos un equipo que teníamos que ganar todos los partidos sí o sí porque no estuvimos conformados como River o Boca que tienen un gran recambio. Esa es una realidad. Con muy poco más en algunos partidos podríamos haber peleado para entrar a la Libertadores, estoy convencido. En el primer semestre se nos escaparon resultados que teníamos prácticamente cerrados, como ante San Martín de San Juan que ganábamos 3-1, ante Banfield... En las últimas fechas del año pasado terminamos trastabillando con la suspensión de algunos jugadores".

LEER MÁS ►► ¿Por qué Eduardo Domínguez decidió seguir como director técnico de Colón?

Y agregó: "En la segunda vuelta tuvimos un duro arranque con Boca de visitante y con Independiente de local, en ninguno de los dos partidos jugamos mal pero no nos pudimos llevar nada. Eso nos retrasó un poquito. Luego recuperamos la regularidad, y en un tramo decisivo del torneo, y con otro partido que teníamos en el bolsillo por el trámite como fue ante Lanús, con mi expulsión, un penal errado se nos complicó terminamos perdiendo. Luego perdimos de nuevo sobre la hora con Godoy Cruz. Esos puntos nos hizo quedar más abajo de lo que queríamos pero terminamos consiguiendo un objetivo como fue la clasificación a la Sudamericana".

En otra parte de la entrevista se le preguntó si le gustaría enfrentar a Unión en la Sudamericana, a la que se clasificó por primera vez en su historia, y destacó: "Si sigo jugando en Colón me gustaría enfrentar a Unión, son lindos de jugar, motivantes, genera mucha expectativa. Los partidos de esa magnitud son los que un jugador quiere jugar, pero es muy apresurado. Se tienen que dar muchas cosas para que me ponga a pensar en eso y lo haré si llega el momento".

Por último se refirió a su continuidad en el club y manifestó: "Estoy tranquilo, hice mi trabajo y ahora estoy de vacaciones. Cuando uno termina de esta manera se relaja, tranquiliza y trata de pensar en la familia. Hasta el 30 de junio soy jugador de Colón, volveremos a entrenar el 7 de junio así que estaré a las órdenes del club hasta que venza el contrato, luego se verá qué es lo mejor para mí y para el club".