La llegada de Mauricio Pinilla a Colón desató un sinfín de rumores, comentarios y hasta veracidad en cuanto a si fue una bomba de humo, o simplemente a los dirigentes de la entidad santafesina se les filtró el nombre cuando estaban a punto de realizar el negocio.

De acuerdo al medio que abordó la información uno puede obtener varios puntos de vista, incluso ciertas especulaciones de una operación que parece encaminarse favorablemente.

Incluso con testimonios de los involucrados. El único que tal vez prefirió el silencio fue el delantero chileno, cuyo pase pertenece a Universidad de Chile.

En las últimas horas el que se expresó fue Frank Darío Kudelka, DT que llegó para conducir a la U en la próxima campaña. Cuando le preguntaron por Pinilla no dudó en afirmar que "está bien y dentro de la valorización fue trabajando bien, no quería que se lesione de nuevo, su adaptación a los entrenamientos día a día y evolución que vemos en él es aconsejable tenerlo en cuenta, no corremos el riesgo de aquel momento, después hay cosas que juegan como su físico, son seres humanos y no están exentos de algún tiempo de molestia".

Todos y cada uno de los medios chilenos, luego de escuchar la opinión del estratega argentino fueron en procura de conocer el pensamiento de los directivos de la U, aunque no hubo respuestas y el único que negó contactos o algún ofrecimiento formal fue el gerente deportivo, Ronald Fuentes.

Claro que lejos de quedarse con esos testimonios, los colegas de radio ADN 91.7 se contactaron con Horacio Darrás, uno de los presidentes de Colón, quien atendió pero su respuesta fue tajante: "no tengo idea, usted no entiende, diríjase con su gente, el jugador es chileno y los representantes son chilesno, así que hablen con ellos".

Ese tono elevado y cortante desató casi que la ira en los integrantes del espacio deportivo trasandino, que no ahorraron críticas sobre el fútbol argentino y parecieron enarbolar la bandera del nacionalismo para abrir aún más la grieta entre ambos países.

La bola va creciendo. Nadie lo confirma del otro lado de la Cordillera, pero muchos sostienen que en el transcurso del fin de semana o los primeros días de la próxima aterrizaría en la capital provincial este delantero de experiencia pero con lesiones y controvertido en varias facetas.