Colón

Nuevo cónclave entre los jugadores, cuerpo técnico y dirigentes de Colón

Se juntaron este mediodía para almorzar, en la previa del primer partido de 2020 y tras la reunión que mantuvieron la semana pasada por los premios.

Miércoles 22 de Enero de 2020

A Colón lo separan pocas horas para poner en marcha un nuevo proceso futbolístico, luego de vivir un 2019 muy irregular desde lo futbolístico, ya que si bien llegó por primera vez en su historia a la final de un torneo internacional, como fue la Copa Sudamericana donde perdió ante Independiente del Valle, en Paraguay, por el otro lado cerró una paupérrima producción en Superliga, donde sufrió tres derrotas al hilo en sus últimos encuentros.

Por eso ahora renació la ilusión con el desembarco de Diego Osella, quien dejó un gran recuerdo en el hincha de Colón cuando asumió la conducción técnica del equipo en 2014, donde tenía la utópica tarea de mantenerlo en Primera División con un equipo de pibes pero no pudo lograr el cometido a pesar de una gran campaña, tras perder el partido desempate por no descender ante Atlético de Rafaela en el Gigante de Arroyito

La situación deportiva también ahora es compleja, pero en este momento el equipo tiene jugadores de una gran jerarquía, donde en el mercado de pases se consiguieron contratar a jugadores de un gran nivel y cotización internacional, como fueron las de Rafael García y Brian Fernández.

LEER MÁS: Osella: "Brian Fernández tiene un problema personal y cuando lo resuelva se reincorporará"

Pero una situación se dio a fines de la semana pasada que sorprendió al mundo sabalero, ya que los jugadores decidieron romper con la concentración que les había impuesto el entrenador, en forma de protesta por sueldos y premios atrasados, según se encargaron de contarle por lo bajo a los periodistas que habitualmente cubren los entrenamientos.

Esto estaba en relación a lo declarado hace un par de semanas por Guillermo Ortiz en Radio Gol (FM 96.7), donde había reconocido esa deuda y la situación de desgaste con los dirigentes por éste y otros temas que hacen a la cotidianeidad de la relación.

Fue entonces que el presidente José Vignatti, el vice José Alonso y el manager Francisco Ferraro se juntaron con los jugadores, donde no solo se habrían puesto de acuerdo sobre las deudas que se mantenían con el plantel sino que también coincidieron sobre lo que percibirían en caso de mantener la categoría.

Luis Rodríguez fue el encargado de contarle lo que ocurrió en dicho cónclave a la prensa, donde desconoció que haya deudas de la dirigencia con el plantel y continuó con polémicas declaraciones que fueron muy criticadas debido a la manera en que modificó el discurso que brindó por lo bajo.

Pero este miércoles los jugadores les pidieron a los dirigentes un nuevo encuentro, donde compartieron el almuerzo en el Hotel de Campo y de donde también participó el cuerpo técnico sabalero.

LEER MÁS: La sede y el predio de Colón aparecieron con pasacalles para Vignatti y los jugadores

En esta ocasión, el cónclave no tuvo que ver con reclamos de premios o sueldos adeudados, sino que lo que los jugadores quisieron transmitirle a los dirigentes y al cuerpo técnico es que este es el momento para que no haya diferencias, divisiones y que todos juntos deben empujar para adelante para intentar conseguir el objetivo de mantener a Colón en Primera División.

De esta manera se le puso definitivamente la conflicto que estalló la semana pasada en el seno del plantel y que el presidente Vignatti supo apaciguar con mucha cintura política, para que los jugadores solo piensen en lo deportivo y en la reanudación del certamen clave para el futuro del club.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario