Llegó con lo justo ante San Martín de San Juan y el físico le dijo basta en el segundo tiempo. Es así como pidió el cambio para dejarle el lugar a Jonathan Galván, que hizo su debut con la camiseta de Colón. El protagonista es Guillermo Ortiz, quien arrancó la semana trabajando diferenciado y temiendo por una lesión grave, pero los estudios luego le trajeron tranquilidad. Solo tiene una contractura y por eso todo indicaría que estaría ante Argentinos.

Una de las especulaciones era que esté desgarrado, pero esto quedó desechado y por eso el grupo y el jugador ganó en tranquilidad. De todas maneras, este receso de dos semanas le vienen al pelo para ponerse a punto y recuperarse definitivamente. Es así como hasta ahora hizo tareas diferenciadas, aunque el deseo del jugador es ir intensificando todo en los próximos días. "Estoy mejor. Hace un par de días que no entreno con el grupo. Vamos a ver si en breve puedo trotar un poco, pero lo bueno es que no fue nada grave. Ya venía con dolores en la pierna y solo pude aguantar hasta el segundo tiempo. Me parecía lógico salir para que ingrese un compañero en mejores condiciones que yo", expresó el marcador central en diálogo con el programa Dale Dale Deportivo que se emite por 91.1.

LEER MÁS: Dos buenas noticias para Domínguez

Asimismo, contó cómo le surgió la molestia: "Contra Banfield recibí un planchazo en el gemelo y la semana pasaba sentí el dolor. Fue así como traté de cuidarme lo más posible para estar en el partido ante San Martín, porque era de local y no me lo quería perder. Ya en una acción en donde me tocó salir a cortar un poco fuerte me di cuenta de que no estaba del todo bien y por eso entendí que lo mejor era no seguir. Por suerte (el lunes) me hice los estudios y salió que solo tengo un edema en el gemelo y una contractura en sóleo . Ya me siento mucho mejor y por eso le estamos dando mucha prioridad a la recuperación. Creo que llegaré al próximo partido".

Plantó bandera

En otro tramo de la charla, expresó su satisfacción de estar en Santa Fe y las aspiraciones que tiene: "Vine a Colón después de un año y medio como titular en Aldosivi con la idea de seguir teniendo continuidad. Gracias a Dios y al trabajo diario me gané el lugar y por eso tengo que valorar esta regularidad. Es algo que uno siempre quiere y lo estoy consiguiendo y en buen nivel. Pero no hay que quedarse solo con eso y creer que se puede crecer aún más".

LEER MÁS: Llegó la dura respuesta de Montero a Colón

Uno de los detalles importantes fue que, al momento de salir en el choque contra el Santo, la hinchada lo aplaudió: "Siempre digo que la gente reconoce lo que uno hace dentro del campo de juego. Hago lo que me toca, que es defender y la gente me lo reconoce. Es un trabajo que vengo haciendo hace mucho y me hace sentir muy bien el apoyo que me dan".

LEER MÁS: La foto del día: Tomi Chancalay entrenando con Leo Messi en Rusia

En cuanto a la forma de trabajar de Eduardo Domínguez, dijo: "Preparamos mucho cada partido. Más que nada viendo videos de los rivales y en base a eso planteamos la estrategia. Desde ya el partido después es cambiante y hay que adaptarse, pero con este tipo de charlas se baja un poco el margen de error".

Otro de los puntos que contempló fue entenderse con Germán Conti: "Con el Flaco hace bastante que venimos jugando juntos y nos conocemos bien, desde las fortalezas y hasta las limitaciones. Por esto tratamos de desdoblarnos para darle la mayor solidez al equipo".

Las cosas a corregir

"Estamos en busca de lo que queremos. Estamos bien, pero sabiendo que perdimos puntos en los últimos dos partidos. Salimos a ganar en cualquier cancha, pero con los recaudos necesarios. Aspiramos a lo mejor. Pero nos queda esa sensación que perdimos cuatro puntos en los últimos dos partidos. De igual modo, estamos haciendo un buen torneo y esperamos sostenerlo", manifestó con total altura.

Aunque también dejó en claro que justamente esto "no puede volver a pasar". "Es muy complicado sostener un resultado durante los 90', porque los rivales también juegan, pero en los últimos partidos nos metimos muy atrás y eso nos costó caro. Por eso hay que seguir trabajando, porque la realidad también es que por momentos hacemos muy bien las cosas y por eso estamos invictos. La idea de buscar los tres puntos está siempre".