El subsecretario de Seguridad de Espectáculos Deportivos, Fernando Peverengo, habló con los medios este miércoles desapacible en Santa Fe, donde confirmó el detalle que tanto se estaba esperando respecto a la continuidad del partido entre Colón y Vélez, que el pasado 7 de abril fuera suspendido por las tres bombas de estruendo que arrojaron los barras.

LEER MÁS: Los antecedentes que le juegan en contra a Colón en el Tribunal de Disciplina

Era un secreto a voces que se iba a jugar justo antes de la última fecha y que había un horario estimativo, pero restaba saberse el lugar. En este sentido, ya lo confirmó: "Recibimos un llamado de la Superliga diciendo que se jugará el jueves 10 de mayo, en el horario tentativo de entre las 16 y 17.45, a puertas cerradas en cancha de Colón".

"Mañana (por este miércoles) tendremos la reunión de cancha para diagramar el operativo, donde trabajaremos también el partido con River, que será de la misma forma que ante Patronato. Así que será con la resolución y un operativo a puertas cerradas para Vélez", agregó el funcionario, que hace varias semanas contó la sanción que le puso a la institución sabalera desde el Ministerio de Seguridad, con la clausura de la cabeza norte baja para el duelo ante Patronato y el Millonario, quien se presentará el próximo lunes, a las 21.15.

En su momento, el Tribunal de Disciplina de la AFA elevó un primer fallo al respecto, donde se emplazó a Colón a hacerse cargo de los gastos de traslado y hospedaje del Fortín, aunque todavía resta conocerse el desenlace final, donde se presume que existirá una fuerte multa, aunque no quita de puntos, como muchos equipos quieren. Quizás allí radica un poco la demora en la resolución.

LEER MÁS: La clasificación a la Copa Sudamericana se pone cada vez más apasionante

"Siempre trabajamos codo a codo con los dirigentes y en todo momento estuvo la posibilidad de la habilitación para que se juegue con público visitante. Pero con lo que nos pasó, hubo que tomar medidas de prevención, aunque el estadio no estará cerrado", concluyó Fernando Peverengo.